12 de febrero de 2017
12.02.2017

El presidente de los odontólogos alerta sobre la mercantilización de la salud bucodental

12.02.2017 | 03:36
Manuel Cueto y su esposa, Concha Gutiérrez, y, a la izquierda, Gonzalez Tuñón, sentados entre el público durante la fiesta.

El Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Asturias (CODES) hizo entrega ayer a Manuel Cueto del XXVIII Premio Francisco Martínez Castrillo, una distinción que otorga anualmente y que en el caso del profesional ovetense es un reconocimiento a "sus cualidades humanas, inquietud científica y vida colegial". La entrega del premio se llevó a cabo en el transcurso de una velada en la que los odontólogos asturianos festejaron a su patrona, Santa Apolonia. Javier González-Tuñón, presidente del CODES, cerró el acto institucional, destacando la vocación de servicio de la profesión, animando a los nuevos colegiados a "exigir empleo digno" y animándoles a desempeñar su labor "en clínicas cuya máxima principal sea la salud del paciente y nunca el criterio mercantilista".

Sobre el reconocimiento al doctor Manuel Cueto, González-Tuñón manifestó que se trata de un "merecidísimo galardón a un gran profesional, que reúne todas las cualidades que debe tener el buen profesional: dedicación, honradez y vocación sanitaria".

Los odontólogos también distinguieron ayer con su insignia a los colegiados que alcanzaron la condición de honoríficos durante el año pasado: Juan Luis Bousoño García, Joaquín Salceda Barquín, César Díaz Bobes, Bernardo José Comas Martínez, Aurino Gancedo Alonso, Fernando Muñoz Álvarez, José Ramón Sánchez del Campo Alonso y María Luz Huerta Fernández.

Por la tarde hubo misa en la iglesia de San Tirso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine