03 de abril de 2018
03.04.2018

Los acusados de provocar un accidente lo acordaron para cobrar, según el fiscal

Uno de los supuestos heridos viajaba en realidad en el taxi contra el que empotraron su vehículo para fingir el siniestro

03.04.2018 | 03:03
Tres de los acusados, con su abogado, segundo por la derecha, saliendo ayer de los Juzgados.

La Fiscalía y la acusación particular, a cargo del seguro, decidieron ayer mantener la petición de seis meses de cárcel para los siete hombres acusados de intento de estafa por provocar un accidente entre un vehículo propiedad de uno de ellos y un taxi para cobrar indemnización. El fiscal vio probado que los acusados, de los que sólo cuatro acudieron a la vista, "se pusieron de acuerdo" para provocar el siniestro, mientras que la defensa, repartida entre tres letrados, pidió la libre absolución, argumentando la falta de pruebas.

Los cuatro acusados presentes en la vista celebrada en el juzgado de lo penal número 3 de Oviedo, coincidieron en negar la mayor. Dos, entre ellos el conductor del vehículo en el que viajaban otros dos investigados, adujeron haber consumido drogas el día 6 de julio de 2014, cuando tuvo lugar el accidente en la calle General Elorza, y negaron conocer de nada a los tres viajeros del taxi contra el que se empotraron.

De los implicados, sólo pidieron indemnización por heridas los tres acompañantes del vehículo empotrado. Sin embargo, el taxista reconoció a uno de los supuestos viajeros del coche empotrado como su copiloto ileso durante los hechos, lo cual fue visto por la acusación como la prueba del intento de estafa. Curiosamente, el identificado como copiloto del taxista fue el único de los tres demandantes de indemnización que no acudieron a la vista celebrada ayer. "Era tan fácil de demostrar que no había acuerdo como haber venido aquí y desmentir al taxista", señaló el fiscal.

Otra de las pruebas que llevaron a la acusación a mantener su petición de cárcel fue que los tres supuestos heridos no acudieron hasta varias semanas después a recibir tratamiento de rehabilitación y lo hicieron en la misma clínica privada pese a no tener medios económicos para pagarlo.

Falta de pruebas

Los argumentos fueron rechazados por la defensa, que negó validez a las pruebas aportadas por un detective privado contratado por la compañía aseguradora y se apoyó en la jurisprudencia de casos similares para pedir la libre absolución de los acusados. "Existen fallos sobre casos casi idénticos en los que los acusados fueron absueltos", dijo el letrado de la defensa Carlos Hernández.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine