La Nueva España
Pedro López Díaz | Presidente del Colegio de Fisioterapeutas del Principado

"La situación de la fisioterapia en Asturias y en el territorio nacional es realmente preocupante"

"No es ninguna leyenda urbana en Asturias que los profesionales tengan que irse a trabajar fuera de la región"

28.05.2016 | 06:10
Pedro López Díaz, en su centro de trabajo.
Pedro López Díaz, en su centro de trabajo.

-¿El intrusismo sigue siendo el principal enemigo?

-Sí. Es difícil entender que hablando de salud pasen estas cosas y las instituciones y la sociedad miren a menudo hacia otro lado. Una de las disciplinas de las Ciencias de la Salud que más están sufriendo en los últimos tiempos el intrusismo laboral y la competencia desleal es la fisioterapia. El intrusismo profesional en esta rama supone hacerse pasar por un fisioterapeuta (publicitándose y/o realizando las acciones propias de un fisioterapeuta) sin tener la titulación que lo acredite. El presidente del Colegio asturiano, Pedro López Díaz, no se cansa de denunciar la situación que atraviesan en la actualidad los fisioterapeutas, y recalca la importancia de exigir a los profesionales de la fisioterapia su titulación antes de iniciar cualquier tipo de tratamiento. López Díaz también denuncia la aparente falta de interés que muestran los organismos oficiales ante esta situación. “No podemos olvidar que hablamos de salud”, señala.

-¿Cómo se puede combatir el intrusismo laboral en su campo?

-Desde los colegios profesionales tenemos claro que una legislación dura e implacable contra esta lacra facilitaría mucho nuestra labor. En nuestra web tenemos una plataforma. www.stopintrusismo.com, en que se puede denunciar anónimamente aquellos casos que sospechemos como tales.

-Hábleme de la situación actual de la fisioterapia.

-La situación de la fisioterapia en Asturias y en el territorio nacional es realmente preocupante. Nos enfrentamos a un intrusismo desenfrenado, una oferta de empleo público nulo, unas tarifas conveniadas con seguros médicos paupérrimas, una proliferación de universidades privadas sin calidad ni control y lo más llamativo es el escaso interés de las instituciones y organismos ante esta problemática, ya que no podemos olvidar que hablamos de salud.

-¿Qué debería exigirse a un centro antes de someterse a una sesión de fisioterapia o rehabilitación?

-Todos los centros de fisioterapia han de tener un número de registro sanitario, es decir, una licencia para desarrollar su actividad. Cualquier usuario que tenga dudas ha de pedir ese registro o dirigirse al colegio.

-¿La ciudadanía es consciente de las consecuencias de no acudir a un profesional titulado cuando sufre algún problema físico?

-Las personas que acuden a estos tratamientos no lo hacen por gusto, sino por necesidad al tener un problema, y ponerse en manos no tituladas puede traer consigo consecuencias muy graves para la salud.

-¿Hay mucha demanda de profesionales?

-La sociedad demanda nuestra profesión como una pieza más dentro de su estructura de salud, pero nos encontramos ante una profesión que ha multiplicado sus profesionales por 5 en 15 años y la adaptación no va a la misma velocidad. La oferta de empleo ha disminuido vertiginosamente.

-Un fisioterapeuta es mucho más que un masajista…

-La palabra masajista no nos gusta porque infravalora nuestra profesión. Por nuestra orden CIN, que regula nuestra profesión, el único profesional que puede dar un masaje es un fisioterapeuta colegiado; el resto son intrusos.

-¿En qué ámbitos desarrolla su labor un fisioterapeuta?

-Hay un campo de trabajo en patologías de suelo pélvico, neurológicas, osteoarticulares, respiratorias, pediátricas y un largo etcétera que nos hace tratar desde una tendinitis a una incontinencia o un ictus. Personalmente, considero que cada fisioterapeuta debe especializarse en el campo que le guste, porque vamos hacia una formación universitaria dirigida a esto.

-¿La labor de estos profesionales está suficientemente reconocida?

-Tenemos el reconocimiento de la sociedad, dado que nuestro trabajo mejora la calidad de vida, pero no tenemos el reconocimiento institucional.

-¿La mayoría de los profesionales de la región debe buscar trabajo fuera de ella?

-Formar profesionales para que se vayan a ejercer a otros países es incomprensible, pero actualmente las condiciones no son buenas y muchos se tienen que ir. No es ninguna leyenda urbana en Asturias.

-¿Cuáles suelen ser las lesiones más frecuentes que se encuentran en sus puestos de trabajo?

-Sin lugar a dudas, cervicálgias y lumbalgias, dado que son la segunda y quinta causas de baja laboral actualmente. En otros campos destacaría el ictus, las incontinencias y la fibromialgia.

-Hábleme del papel de un fisioterapeuta en la recuperación de pacientes con problemas degenerativos como la artrosis o cerebrovasculares como el ictus.

-Son importantísimos, pero muy diferente entre sí. En una artrosis nuestro trabajo está dirigido a mantener la enfermedad y mejorar la sintomatología, dado que es una patología degenerativa sin cura; en un ictus nuestra labor es restablecer la salud del paciente integralmente, pero dependemos de dos factores, la precocidad en el tratamiento y la gravedad de éste.

-¿Qué papel debe tener el trabajo enfocado a la prevención en el día a día de un fisioterapeuta?

-El fisioterapeuta es uno de los profesionales de la salud que más tiempo pasan con el paciente, que más indaga en las causas que llevan al problema y probablemente al que más caso se haga; por eso debemos valorar a cada paciente de forma integral y aconsejar en diferentes campos para evitar problemas posteriores, siempre respetando nuestro límite competencial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine