Un hospital de Barcelona extrae un riñón a través de la vagina por vez primera en Europa

 
La paciente, rodeada del equipo de urología del Hospital Clínico de Barcelona.
La paciente, rodeada del equipo de urología del Hospital Clínico de Barcelona. efe

Barcelona, Europa Press

El equipo del servicio de urología del Hospital Clínico de Barcelona, liderado por Antonio Alcaraz, ha llevado a cabo con éxito la extracción de un riñón a través del orificio vaginal a una mujer de 66 años con cáncer de riñón. Se trata de la primera intervención de este tipo que se practica en toda Europa y el segundo procedimiento en todo el mundo, que fue definido por Alcaraz como «un salto cualitativo» en la cirugía mínimamente invasiva.

La nefroctomía transvaginal permite la extracción del riñón con sólo dos pequeñas incisiones en el abdomen de aproximadamente un centímetro cada una. Además, se realiza otra incisión que no es visible en la parte interna de la vagina, por la que se extrae el riñón. Esta técnica responde al programa NOTES (Natural Orifice Transluminal Endoscopic Surgery), un abordaje que pretende desarrollar la cirugía a través de los orificios naturales del cuerpo.

La intervención, realizada el pasado 10 de marzo a la paciente y de cerca de dos horas de duración, fue posible gracias a un intensivo programa de investigación en cirugía experimental que desarrolla el servicio de urología del Hospital Clínico. Hasta ahora, los especialistas apostaban por la nefroctomía asistida por laparoscopia, que dejaba visible una cicatriz de unos seis centímetros en el abdomen. A diferencia de la laparoscopia, con la nefroctomía transvaginal se aprovecha el orificio vaginal y se trabaja desde el canal del parto para extraer el tumor. A través de una óptica flexible de gran precisión y dos pequeños puertos de entrada en el abdomen, se realiza la extirpación del órgano.

El doctor Antonio Alcaraz explicó que las técnicas NOTES son muy recientes, pero suponen un «paso más allá» en la cirugía porque permiten unas incisiones más pequeñas y un tiempo de recuperación menor de la paciente. La primera nefroctomía transvaginal tuvo lugar en Brasil, pero a diferencia de la realizada en Barcelona, se aplicó a un riñón atrófico.

Enlaces recomendados: Premios Cine