17 de noviembre de 2016
Lanzamiento espacial

La nave tripulada rusa Soyuz MS-03 despega rumbo a la EEI

La nueva tripulación celebrará las fiestas navideñas a bordo de la Estación Espacial Internacional

19.11.2016 | 04:36
La nave rusa Soyuz MS-03 despegando.

La nave pilotada rusa Soyuz MS-03, con tres tripulantes a bordo, fue lanzada este jueves desde el cosmódromo kazajo de Baikonur, rumbo a la Estación Espacial Internacional (EEI).

En la nave, la tercera de la nueva serie de Soyuz, viajan el cosmonauta ruso Oleg Novitski, la astronauta estadounidense de la NASA Peggy Whitson, y el francés Thomas Pesquet, de la Agencia Espacial Europea (ESA).

El lanzamiento se efectuó a las 20.20 GMT con ayuda de un cohete portador Soyuz-FG, y según el plan de vuelo, la nave se acoplará a la EEI a las 22.02 GMT del próximo sábado.

Al igual que con el lanzamiento de las dos primeras naves de la nueva serie de Soyuz, Roscosmos, la agencia espacial rusa, ha optado por el "esquema lento" de aproximación y acoplamiento a la EEI, y no por el que venía utilizándose últimamente, que permite engancharse a la plataforma seis horas después del despegue.

Los tripulantes la Soyuz MS-03 serán recibidos en la plataforma orbital por sus actuales inquilinos: los rusos Serguéi Rízhikov y Andréi Borisenko, y el Shane Kimbrough, quienes llevan más de tres meses en el espacio.

La nueva tripulación celebrará las fiestas de Navidad y Año Nuevo a bordo de la EEI y gozarán de platos cocinados en un restaurante de París con dos estrellas Michelín, explicó en rueda de prensa el astronauta francés.

"Esa comida, lamentablemente, no es sólo para mí, sino para toda la tripulación", bromeó Pesquet, que llevará esas delicias a bordo.

La EEI, un proyecto de más de 150.000 millones de dólares en el que participan 16 naciones, actualmente está integrada por 14 módulos permanentes y orbita a una velocidad de más de 27.000 kilómetros por hora a una distancia de 400 kilómetros de la Tierra.

La órbita de la plataforma es elevada cada cierto tiempo con ayuda de los propulsores de naves acopladas a ella, ya que la EEI pierde diariamente entre 100 y 150 metros de altura debido a la gravitación terrestre, la actividad solar y otros factores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Jueves
Campeones
¿Qué es ser auténtico en política?

¿Qué es ser auténtico en política?

José Luis Pardo, premio "Anagrama" de ensayo, equipara fascismo, comunismo y populismo desde un...

Tinta fresca
La atracción del abismo

La atracción del abismo

Marta del Riego logra con Mi nombre es Sena su novela más dura y personal

La brújula
La batalla de los sexos, hace 150 años y hoy mismo todavía

La batalla de los sexos, hace 150 años y hoy mismo todavía

La Venus de las pieles, una lúcida visión de las relaciones entre hombres y mujeres que, por poco...

Lo que hay que ver
Los corazones más oscuros de los hombres

Los corazones más oscuros de los hombres

Goliath, un drama televisivo de tribunales lleno de intriga y maldad

Arte
Elías, ahora el paisajismo ignoto

Elías, ahora el paisajismo ignoto

Pintura más de meditaciones que de sensaciones, se hace más oscura, profunda y enriquecida de...

Buf. Qué país tan complicado

"Tener esclavos no es guay"

El historietista asturiano Alfonso Zapico dibuja en viñetas para LA NUEVA ESPAÑA su reflexión sobre el cambio europeo

 
Enlaces recomendados: Premios Cine