04 de agosto de 2017
04.08.2017
Ciencia

Los poderes de los superhéroes que sí existen en el mundo real

Gracias a la ciencia es posible replicar algunas de las habilidades de estos personajes ficticios

05.08.2017 | 07:05

Todos hemos soñado en ser superhéroes, pero nuestras esperanzas suelen desvanecerse ante su naturaleza fantástica. Grave error, pues por curioso que parezca, muchos de estos personajes tienen bases científicas que los hacen más factibles de lo que podrías imaginar.

La vida diaria nos ha demostrado que un verdadero héroe no necesita súper fuerza, armaduras metálicas, ni lanzatelarañas para hacer lo correcto. De hecho, estamos seguros que conoces a más de uno y que sus historias merecen ser contadas.

Sin embargo, esto no disminuye nuestra fascinación ante lo cerca que estamos de igualar las cualidades de algunos superhéroes. Aquí algunos ejemplos de ello:

Spider-Man


Los científicos coinciden en que la mordedura de una araña -ni siquiera una radioactiva- te dará poderes. Sin embargo, la tecnología nos permite acercarnos un poco más Spider-Man. Así lo demostró Patrick Priebe, quien creó un lanzador de arpón electromagnético inspirándose completamente en los lanzatelarañas arácnidos. ¿Y después? El arpón es retráctil, lo que te permitiría atraer objetos capturados con sólo presionar un botón.

Spider-Man. Foto: ARCHIVO

El balanceo entre edificios es más complicado, pues además de una soga delgada, pero suficientemente resistente para soportar el peso de una persona, requiere que el arpón sea lanzado con la fuerza necesaria para atravesar el concreto de los edificios.

Las hazañas terminarían aquí, pues aunque una telaraña normal adaptada a dimensiones humanas podría soportar varias toneladas de peso, los lanzatelarañas mecánicos empleados por nuestro héroe están equipados con una seda ficticia que replica todas las características de las telarañas reales. En el mundo real no existen materiales sintéticos de esta naturaleza.

Iron Man


Se piensa que Tony Stark es uno de los superhéroes más realistas en la industria del cómic, pues absolutamente todos sus poderes recaen en su tecnológico atuendo. Sin embargo, expertos de la Sociedad Química Americana piensan que una coraza de hierro podría representar grandes inconvenientes en el mundo real, pues sus 70 kg. de peso afectarían gravemente la movilidad del usuario.

Iron Man. Foto: ARCHIVO

De hecho, la carga podría superar los 160 kg si consideramos la capa de titanio que la refuerza. La buena noticia es que existe una aleación de níquel y titanio -mejor conocida como nitinol- que resulta igual de resistente, pero mucho más ligera.

¿Y qué hay del acelerador de partículas que da poder a la armadura? Recientes estudios científicos han creado más de 20 elementos sintéticos que adecuadamente combinados podrían darle la energía necesaria a una armadura de este tipo.

Cyborg


Victor Stone era un joven completamente ordinario hasta que un trágico accidente lesionó gravemente su cuerpo. Su padre era un experto científico quien decidió salvarle la vida con avanzadas prótesis mecánicas que le concedieron habilidades que van de la súper fuerza a la tecnopatía.

Cyborg. Foto: ARCHIVO

¿Estamos de tener una tecnología así? Quizá las conexiones computacionales y las ráfagas de energía aún estén lejos, pero la compañía Open Bionics ya diseña diferentes prototipos de prótesis robóticas inspiradas directamente en el cine y la televisión.

Todavía queda un largo camino para perfeccionar su funcionalidad y aunque la prioridad siempre será mejorar las condiciones de vida del usuario, algunos tecólogos no descartan que estos implantes puedan evolucionar con el tiempo hasta construir auténticos superhéroes.

Lobezno


Olvidémonos temporalmente de los súper sentidos, las garras o el esqueleto de adamantium y concentrémonos exclusivamente en los poderes curativos del mutante. En el mundo real, los humanos tenemos macrófagos, células del sistema inmune que regeneran los tejidos en un tiempo promedio de dos a cinco días.

Lobezno. Foto: ARCHIVO

Sin embargo, los especialistas creen que el héroe de las garras podría estar inspirado en la salamandra, considerado el animal con mayores habilidades curativas en el mundo y con la capacidad de regenerar miembros enteros.

Recientes estudios publicados en Agencia Sinc explican que "las salamandras cambian de mecanismo celular para la regeneración de extremidades desde uno basado en células madre musculares cuando son larvas, a otro basado en fibras musculares esqueléticas, cuando pasan la metamorfosis". Sin embargo, la regeneración no es tan efectiva como dicen los cómics, pues se trata de un proceso lento que puede producir infecciones.

Capitán América


Quizá Steve Rogers luzca como un individuo increíblemente poderoso, pero lo cierto es que Marvel sólo lo describe como un individuo en el pináculo de sus capacidades físicas. Algo así como un súper atleta.

Capitán América. Foto: ARCHIVO

Sin embargo, el héroe también es famoso por su escudo de vibranium, un elemento ficticio sumamente resistente y cuyas cualidades le permiten absorber prácticamente cualquier impacto: golpes, balas, lasers, truenos e incluso explosiones. Pero esto no lo es todo, pues también suele utilizarlo como un arma que arroja a sus oponentes y que finalmente regresa a sus manos.

Lo cierto es que no existen elementos con estas características en el mundo real, pero algunos creen que la mejor alternativa es un escudo de nitinol -la misma aleación utilizada para la armadura de Iron Man- reforzado con un escudo de carbono. El resultado es una defensa ligera, pero resistente.

¿Y qué hay del ataque? Los especialistas coinciden en que el objeto no obedece las leyes de la física, pero el aficionado como Hacksmith casi demostró lo contrario al construir su propio escudo equipado con dos electromagnetos de 66 voltios que facilitan su captura aérea.

Superman


Considerado el máximo superhéroe en la historia del cómic, pero también uno de los más fantásticos. Entonces, ¿qué ciencia podría ocultar un extraterrestre venido de un planeta distante? Curiosamente mucha. Y es que buena parte de los poderes de Superman provienen de un elemento que nos afecta a todos: la gravedad.

Superman. Foto: ARCHIVO

Los impresos han asegurado que el planeta alienígena era mucho más grande que la Tierra, por lo que se estima que su gravedad era de 100 a 1.000 veces mayor que la nuestra. Esto convertiría a Superman en un sujeto muy ligero para los estándares kryptonianos, lo que significa que más allá de volar, este personaje es capaz de saltar grandes distancias.

La fuerza también proviene de aquí, pues el personaje está naturalmente adaptado para levantar objetos de mayor peso en su planeta y que resultan livianos aquí. Finalmente no podemos olvidarnos del Sol, considerado como el otro gran factor en las cualidades del héroe.

Mientras los kryptonianos tenían una estrella roja, nosotros tenemos una amarilla que incrementa las habilidades del personaje. Grave error científico. Tanto las plantas, como los animales terrestres estamos adaptados para soportar este tipo de luz, mientras que el alienígena Superman habría muerto calcinado al momento de llegar al planeta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine