04 de diciembre de 2017
04.12.2017

Especula como puedas: llega "Ladrillazo", el juego en el que gana el más corrupto

El proyecto para hacer una suerte de "Monopoly" de la burbuja recauda 34.000 euros en donaciones

05.12.2017 | 03:52
Cartas de "Ladrillazo".

La corrupción es un juego... de mesa. "Ladrillazo", un proyecto para crear un juego ambientado en la burbuja inmobiliaria, será una realidad después de que sus promotores hayan logrado recaudar más de 34.000 euros para su desarrollo a través de la red de micromecenazo Verkami. Una cantidad muy superior al mínimo estimado para lanzar el producto, que se cifraba en 5.000 euros.

"Ladrillazo es un juego histórico que te traslada a la burbuja inmobiliaria de la primera década del siglo XXI. Fueron días de vino y rosas, un centro de interpretación en cada pueblo, un aeropuerto en cada ciudad, hipotecas a 40 años, albañiles con sueldos de ministro, sueños olímpicos, AVEs y resorts con golf. Tú serás el intermediario, el conseguidor, el que convence a un par de alcaldes y constructores locales para ganarse el favor del votante y sacar partido a unos terrenillos olvidados. Poco a poco, especulando e hipotecando, llegarás a las más altas esferas políticas y empresariales, sacarás adelante proyectos faraónicos y tus beneficios serán cada vez mayores... hasta que se agote el dinero del país y gane la partida quien más haya conseguido esconder", afirman sus promotores, en el texto de presentación del juego, acompañado además de un vídeo.

El juego se compone de 162 cartas con personajes y proyectos reales de esa época. Figuras como Jaume Matas, Pepiño Blanco o Alberto Ruiz Gallardón y proyectos controvertidos como la candidatura olímpica de Madrid, el hotel del Algarrobico o Eurovegas figuran en el mazo, mientras que el dinero se sustituye por los correspondientes sobres. Las ilustraciones del juego han sido realizadas por los artistas Rut Pedreño (que se encargó de los diseños de terrenos y ciudadanos) y Joaquín Aldeguer (caricaturas, proyectos y "mamandurrias"). Para ganar no sólo hay que amasar una auténtica fortuna a base de corruptelas varias: también situarla en el correspondiente paraíso fiscal. En unas pocas semanas, el juego llegará a casa de sus más de mil mecenas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine