10 de mayo de 2012
10.05.2012

Muere electrocutado en Cangas del Narcea cuando supuestamente robaba cobre de una torreta

La víctima, un hombre de etnia gitana de 34 años, quedó suspendida sin vida a unos diez metros de altura en las instalaciones de una mina en Gillón

10.03.2012 | 04:42

Cangas del Narcea / Oviedo,

P. R. / L. Á. V.

Un hombre de etnia gitana de 34 años, F. J. G. B., falleció ayer en torno a las tres y media de tarde al sufrir una descarga eléctrica mientras supuestamente cogía cable de cobre de una torreta eléctrica en las instalaciones de la mina de García Montes, en la localidad de Gillón (Cangas del Narcea). La víctima, que se encontraba con otros dos hombres, quedó suspendida ya sin vida a unos diez metros de altura.


Fueron las personas que se encontraban con el fallecido las que avisaron al cuartel de la Guardia Civil de Cangas, que posteriormente cursó aviso al 112-Asturias, para rescatar el cuerpo. A la zona se desplazaron tres dotaciones de Bomberos, un helicóptero de rescate, tres patrullas de la Guardia Civil y agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil, que han abierto una investigación para aclarar las circunstancias del suceso.


Tras cortar la electricidad de la torreta, el equipo del grupo de rescate y los efectivos del parque de Bomberos de Tebongo procedieron a liberar el cuerpo sin vida del fallecido. Para ello los integrantes del grupo de rescate subieron por la torre eléctrica e instalaron, por encima del fallecido, una polea, y a éste le colocaron un arnés. Una vez montado el sistema de cuerdas y con la ayuda de los Bomberos de Tebongo, procedieron a bajar el cuerpo sin vida de la víctima. El levantamiento del cadáver se produjo en torno a las siete y media de la tarde. Fue trasladado inicialmente al Hospital de Cangas del Narcea, donde estaba previsto que se le practicase la autopsia, para determinar las causas de la muerte, aunque todo indica que recibió una fuerte descarga eléctrica.


Los agentes de la Policía Judicial están comprobando si tanto el fallecido como las personas que le acompañaban estaban sustrayendo cable de cobre. Vecinos de la zona indicaron que la víctima había cogido el cable de otras dos torretas eléctricas que estaban fuera de servicio. Y añaden que posiblemente no se dio cuenta de que la torreta en la que encontró la muerte estaba aún en activo. No es el primer fallecimiento que se produce en estas circunstancias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine