11 de mayo de 2012
11.05.2012

Desaparece un pescador en Carreño

Javier Rodrigues Liborio da Sousa, de 33 años y vecino de Llanera, pescaba en El Tranqueru antes de perderse su rastro

10.03.2012 | 05:52
Un guardia civil y dos agentes locales buscan al desaparecido en El Tranqueru.

El Tranqueru (Carreño),


B. FERNÁNDEZ


Un vecino de Llanera, Javier Rodrigues Liborio da Sousa, de 33 años, desapareció anteayer, jueves, en la cala de El Tranqueru, en la carreñense parroquia de Perlora. Las últimas noticias que recibieron sus familiares, según fuentes policiales, le situaban en esa zona pescando con caña, en torno al mediodía del jueves.


En una llamada telefónica, el hombre indicó a unos amigos dónde se encontraba, al tiempo que les informaba de que se disponía a bajar a la cala, donde al parecer había visto percebes. Según aseguró a sus amigos, iba a lanzarse al agua con una lancha hinchable. No obstante, ésta fue hallada por la Policía Local en el vehículo del desaparecido, estacionado en las inmediaciones.


El pescador aficionado, trabajador de la construcción, no volvió a ponerse en contacto con familiares ni amigos desde entonces, por lo que ayer, a las nueve y diez de la mana, denunciaron su desaparición y comenzaron las labores de búsqueda.


El 112 Asturias movilizó entonces, y durante buena parte del día, a efectivos de Bomberos de Asturias de los parques de La Morgal, Villaviciosa y Grado, incluido el jefe de Bomberos de Asturias de la zona centro, y un helicóptero de la entidad, para intentar localizar al hombre en la zona costera de Perlora. En las labores de búsqueda también colaboraron el servicio de Salvamento Marítimo, con el helicóptero Helimer; la Guardia Civil, con una aeronave; las policías locales de los concejos de Carreño y Gozón, además de miembros de Protección Civil de este último municipio.


Hasta el lugar de la desaparición se desplazaron familiares y amigos de Javier Rodrigues, además de algunos curiosos, esperando noticias de su localización. Pese a las intensas labores de rastreo, no fue posible dar con el desparecido, por lo que la búsqueda se reanuda hoy, sábado, con medios parecidos a los de ayer.


La cala de El Tranqueru es muy frecuentada por pescadores, aunque el fuerte oleaje desaconsejaba ayer, viernes, y anteayer, jueves, hacerse a la mar. El jueves se alcanzaron olas de hasta siete metros de altura en la costa asturiana. El oleaje fue empeorando a partir de las once de la mañana. La zona tiene un pequeño arenal, sólo visible en bajamar, por lo que también pueden pescarse de oricios. Más al Este, en Aviao, existen otras calas donde suele haber abundancia de percebes, aunque de difícil acceso. Ambas calas son accesibles desde la popular playa de Carranques, en el recinto de la Ciudad de Vacaciones de Perlora, a través del túnel del antiguo ferrocarril de Carreño a Gijón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine