Dos españoles entre los heridos en un incendio en un pub de Rumanía

La discoteca pudo incumplir las normas de seguridad al acoger a 500 personas, 27 de ellas muertas por el fuego

01.11.2015 | 05:55
Uno de los heridos es introducido en una uvi móvil.

De la diversión al dolor. Dos españoles están ingresados en el hospital militar de Bucarest, tras resultar heridos en un incendio, originado la noche del viernes en una discoteca de la capital de Rumanía. A consecuencia del fuego, que se inició durante un concierto del grupo de rock "Goodbye to Gravity", murieron 27 personas. Uno de los españoles accidentados es Imano Etxarri Glarzi, de 22 años, mientras que se desconoce la identidad de la otra víctima. Las fuerzas de seguridad están investigando los motivos del accidente, pero todo apunta a que las llamas se desataron por encender fuegos artificiales dentro del pub y que éste no cumplió con las normas de seguridad.

Según relataron algunos de los testigos, al concierto asistieron más de 500 personas. En el momento en el que comenzó el incendio, todo fue un caos. "La gente estaba apelotonada gritando. Yo veía cómo me caía fuego desde el techo y el aire empezaba a arder", relata uno de ellos. Al parecer, los fuegos artificiales que se encendieron eran similares a las bengalas, con la mala suerte de que una de ellas cogió la esponja de insonorización del techo y las llamas desataron su furia por todo el local. A partir de ahí todo se tornó en tragedia. Según fuentes cercanas a la investigación, la discoteca pudo incumplir las normas de seguridad.

La Unidad de Servicios de Urgencia señala que los españoles heridos están fuera de peligro. El Gobierno, sin embargo, no descarta que pueda haber más víctimas nacionales, ya que aún no se han identificado 17 cuerpos y otros cinco heridos. Con respecto a los confirmados, hay cuatro en estado de gravedad y unos siete tuvieron que ser intervenidos debido a la importancia a sus quemaduras, fundamentalmente en brazos y piernas. También los hay intoxicados y con contusiones.

El Gobierno rumano ha declarado tres días de luto oficial y ha acelerado las investigaciones del suceso. "Me resulta inimaginable que pudiera haber tanta gente reunida para un concierto en un espacio similar, y que una tragedia se haya producido en tan corto espacio de tiempo porque las normas más simples de seguridad no se hayan respetado", declaró ayer el presidente Iohannis, que se mostró sorprendido de que el local acogiera a tal cantidad de gente (500 personas). "Espero que las autoridades lleven a cabo las pesquisas para aclarar lo ocurrido con celeridad y seriedad", agregó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine