10 de octubre de 2016
10.10.2016
Lne.es »

Un montañero, herido grave al caer y golpearse en la cabeza en la collada Ventanona

La niebla obliga a una mujer a pernoctar con una pierna rota en el refugio de Urriellu

10.10.2016 | 12:14
El equipo de rescate, durante el traslado de la herida que pernoctó en el refugio de Urriellu, al fondo.

El Grupo de Rescate de Bomberos del Principado realizó ayer dos nuevos rescates de montaña, uno en la collada Ventanona de Aller y otro en el refugio de Urriellu, en Cabrales. En el primero, un hombre resultó herido grave al caer tras resbalar y darse un fuerte golpe en la cabeza. En el segundo, se trató del traslado de una mujer que creía sufrir un esguince y que resultó ser una fractura de tibia. Con estas dos operaciones fueron cuatro los rescates realizados durante el fin de semana.

Un hombre de 47 resultó herido tras sufrir una caída en la collada Ventanona, en Aller. Según el Servicio de Emergencias del Principado, el aviso se recibió en el centro de coordinación a las 14.06 horas. En la llamada, que entró a través del 112 de Castilla y León, se informó de que el herido formaba parte de un grupo de siete personas que estaba haciendo la ruta del Pico Torres, que se había resbalado y que tenía un golpe en la cabeza.

De inmediato se movilizó al helicóptero medicalizado con el grupo de rescate a bordo, y tras varias dificultades para acceder a la zona donde estaba el herido, debido a la niebla, consiguió llegar. El médico estabilizó e inmovilizó al hombre y en camilla se le izó con una maniobra de grúa hasta la aeronave del Principado, que le evacuó al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA).

El otro rescate fue el de una mujer de 65 años en el refugio de Urriellu, en Cabrales. El centro de coordinación de Emergencias recibió un aviso a las 18.53 horas del sábado en el que se informaba de que una montañera había llegado a las instalaciones y que parecía sufrir un esguince de tobillo. También se indicó que la visibilidad en la zona era prácticamente nula por la niebla.

Se trasladó entonces la llamada al Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU), y se acordó que la herida pasara la noche en el refugio a la espera de que amaneciera, se disipara la niebla y se pudiera realizar el rescate a bordo del helicóptero medicalizado.

A lo largo de la mañana, el equipo de rescate consiguió llegar al refugio de Urriellu. Allí la mujer fue atendida por el médico, que comprobó que no se trataba de un esguince de tobillo sino de una fractura de tibia. Se le inmovilizó la pierna, colocándole una férula y a continuación fue trasladada al helicóptero, que la evacuó al Hospital de Arriondas.

Estos dos rescates se suman a los realizados el pasado sábado, de alto riesgo también debido a la niebla. Uno de ellos fue en la Canal de la Ría, en Cabrales, donde un montañero resultó herido en un hombro y el grupo de rescate acudió en su ayuda tras un aviso recibido desde Estados Unidos. Al parecer, una radiobaliza recibió la señal de socorro del herido y emitió las coordenadas geográficas de su posición al centro de datos que la gestiona, ubicado en aquel país. Desde allí se informó al Centro de Salvamento Marítimo de Madrid, que a su vez dio parte al 112 de esa comunidad y de allí a la de Asturias.

El otro rescate fue el de dos montañeros que quedaron enriscados en Torre del Carnizoso (Picos de Europa), a 2.200 metros de altitud, y que en un momento determinado no podían avanzar ni retroceder por la verticalidad del terreno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine