12 de octubre de 2016
12.10.2016

Dos profesores vigilaban el patio donde fue agredida una niña en Palma

El Gobierno balear expresa su apoyo al colegio y la madre de la menor lamenta que los autores sigan asistiendo a clase

11.10.2016 | 23:36

La Conselleria de Educación y Cultura de Baleares "mantiene su apoyo" a la dirección del colegio público de Son Roca de Palma, donde una niña de 8 años fue brutalmente golpeada por varios compañeros el pasado miércoles, y no tomará medidas mientras no esté concluido el informe que realizan los inspectores educativos sobre el asunto. Eso dijo ayer el conseller, Martí March, que condenó esta "lamentable agresión", mostró su apoyo a la agredida y pidió "prudencia" hasta que se conozca "toda la verdad" mientras reivindicaba la protección de "todos los menores". March también desveló que cuando se produjo la agresión había dos profesores en el patio, según la información de la que disponen en este momento.

La dirección del colegio, afirma March, está "trabajando en unas condiciones difíciles en una barriada complicada", por lo que hay que "valorar lo que está haciendo", al tiempo que aclaró que nunca se había producido antes un suceso de estas características.

El titular de Educación se reunió con los padres de la víctima y con la asociación de padres y deseó que "se recupere la normalidad cuanto antes" por el bien de los jóvenes estudiantes y sus familias. La madre de la menor, que tres días antes de la agresión se quejó a la dirección del centro que sufría la niña, al igual que una hermana de doce años, relató ayer cómo fue la agresión: "La cogieron de los pelos, la golpearon contra el suelo y le dieron múltiples patadas". Entre la rabia y la indignación, Maribel Riera no se explica cómo los responsables, presuntamente doce chicos mayores que ella, de los que seis han sido ya identificados, siguen asistiendo a clase. "Nos sentimos desprotegidos", explica la madre, que ha anunciado que la familia pedirá una orden de alejamiento.

Mientras el Gobierno apuesta por la prudencia y la espera, varias plataformas ciudadanas han recogido 4.000 firmas que han sido entregadas en la Conselleria y que piden el relevo en la dirección del colegio.

El conseller March explicó ayer que su departamento ha guardado hasta ahora "un silencio que ha sido criticado", pero que aun así sólo "se definirá cuando tenga toda la información", al tiempo que reiteró la necesidad de proteger a los menores, también a los presuntos agresores, que no superan los doce años.

El titular de Educación expresó su "tolerancia cero a cualquier tipo de agresión" y aseguró que desde el primer momento ha estado en contacto con la directora del centro, los padres de la niña y la asociación de padres. Todos están a la espera del informe sobre lo sucedido, que posiblemente esté concluido esta semana y que "dará elementos de juicio suficientes para tomar las decisiones que haya que tomar con la máxima objetividad y justicia", recalcó March.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine