25 de mayo de 2010
25.05.2010

La medida indigna a los regidores populares y de Izquierda Unida

25.05.2010 | 02:00

l Siero (PP). El alcalde, José Antonio Noval, se mostró indignado con lo que considera «una falta de rigor en toda regla». Noval aseguró que Zapatero ha conseguido que «los más débiles tengamos que pagar los efectos de su pésima gestión». Y aventuró que «como sigan así, los recortes van a afectar hasta al Pacto de Toledo».

l Mieres (PSOE). El alcalde, Luis María García, advirtió que «todos los ayuntamientos tienen compromisos adquiridos, como el Plan A, con lo que habrá que solucionar esta situación de alguna manera. Si no se puede recurrir al crédito, la Administración central tendrá que dar una solución, como abonar lo que no podamos pagar o darnos más tiempo para abonar el compromiso cuando nuestra situación mejore». Mientras, desde el ayuntamiento de Langreo se eludió valorar la medida.

l Lena (IU). Ramón Argüelles: «Si no podemos pedir créditos y los ingresos que nos vienen del Estado disminuyen, no vamos a poder prestar los servicios a los ciudadanos. Además de estar jugando al Monopoly con el dinero del Estado, el Gobierno quiere jugar ahora con el de los Ayuntamientos».

l Llanes (PSOE). A Dolores Álvarez Campillo la prohibición no le convence. «Si no tenemos inversión para hacer obra cómo vamos a dar trabajo a la gente». Álvarez Campillo asegura que los ayuntamientos ya están muy limitados y reconoce que en el suyo están pagando varios créditos que, «amortizaremos en dos o tres años».

l Illas (IU). Para Alberto Tirador, su alcalde, la medida de Zapatero «es un golpe al principio de autonomía. El respeto a los ayuntamientos brilla por su ausencia. En Illas íbamos a pedir un crédito para una obra. Y ahora tenemos un problema: iba a generar trabajo. Son palos de ciego».

l Castrillón (IU). Su alcaldesa, Ángela Vallina, advirtió que la decisión «se ha tomado sin que antes se haya resuelto la financiación de las administraciones locales».

l Corvera (USPC), Luis Belarmino Moro: «Un decreto no puede hacer que cambie la ley, eso lo deberá aprobar el Parlamento y a los Ayuntamiento les ha de respetar».

l Gozón (PP). Salvador Fernández: «El Estado no nos deja maniobrar, nos recorta por todos los lados, primero en la financiación y ahora esto. Invito a Zapatero a que sea alcalde de todos los municipios de España a ver qué hacía».

l Vegadeo (PSOE). Juan Antolín Rato: «No teníamos pensado solicitar ningún crédito en los próximos dos años pero lo que tengo claro es que, sin crédito, los ayuntamientos poco podemos hacer». Y el alcalde reconoce que las medidas de Zapatero «no nos apasionan, es la verdad».

l Peñamellera Baja (PP). José Manuel Fernández: «Es una decisión precipitada», y matiza que en algunos casos «esto viene bien porque es el resultado de la falta de previsión».

l Santa Eulalia de Oscos (IU). Antonio Riveras: «Cada uno debe gestionar su casa. Cuando Zapatero pidió créditos no nos consultó a nosotros».

l Cangas de Onís (PSOE). Alfredo García: «Los créditos a corto plazo nos servían para adelantar pagos a proveedores».

l Salas (PSOE). José Manuel Menéndez: «No tiene lógica seguir endeudándose».

l San Martín del Rey Aurelio (PSOE). Ignacio Fernández: «La medida que se plantea tiene como única finalidad evitar el aumento de deuda por parte de los Ayuntamientos. En nuestro caso el nivel de deuda está muy por debajo del límite legal establecido».

l Laviana (PSOE). Adrián Barbón: «Estamos estudiando cómo nos puede afectar la medida».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine