21 de octubre de 2011
21.10.2011
 

El Principado rectifica y fija un límite a la captura de salmones de tres por semana

El viceconsejero Peláez pide a los pescadores sus propuestas a la normativa, pero asegura que el futuro de la especie no depende de la presión sobre el río

21.10.2011 | 02:00
Un pescador en el Nalón.

Que haya menos cañas no significa que el salmón vaya a salir favorecido ni la presión de los pescadores decide el futuro de la especie. Este es el argumento que defendió ayer el viceconsejero de Recursos Autóctonos, Luis Peláez, durante la celebración del primer Consejo de Pesca desde la llegada al Gobierno de Foro Asturias y en donde se debatía la propuesta del Principado que amplía de manera muy significativa las capturas del salmón en Asturias en la próxima temporada.

Lo que sí reconoció Peláez es que el borrador de la normativa para la campaña 2012 (que deberá publicarse en el «Boletín Oficial del Principado» a más tardar el 1 de noviembre) sí que recoge un cupo máximo de capturas por pescador de tres salmones por semana, aunque en la información oficial difundida ayer por el Gobierno, en una nota a cuya literalidad se remitió la Consejería de Agroganadería, este límite no aparecía reflejado. En el Consejo de Pesca estuvieron presentes las siete sociedades que forman parte de este foro consultivo, además de grupos ecologistas y la Universidad. A pesar de que hubo debate, los pescadores aseguran que la reunión fue «básicamente una toma de contacto y que el viceconsejero les indicó que, bajo su punto de vista, no son las cañas las que deciden el futuro del salmón, «que son otros los problemas, como la contaminación o los cormoranes», manifestó Avelino Menéndez, de la Real Asociación Asturiana de Pesca Fluvial, uno de los colectivos que forman parte del órgano consultivo. El viceconsejero dio a las sociedades de pesca un plazo de cinco días para que envíen formalmente a la Consejería sus propuestas de cambio sobre el borrador planteado.

El Gobierno regional defendió su propuesta de implantar en Asturias una norma mucho más abierta que la vigente en el Principado en los dos últimos años. Ante el desplome de las capturas, las normativas de 2010 y 2009 dejaban reducida la campaña de pesca con muerte a un mes y medio, se vedaban las riberas dos días a la semana y el cupo máximo anual por aficionado era de tres piezas. Pero las intenciones del Principado van ahora por otros caminos. El Gobierno de Cascos apuesta por una temporada con captura con muerte desde el tercer domingo de marzo hasta el 31 de julio, ambos incluidos. En total, 136 días de captura con muerte frente a las 55 jornadas del año pasado. Además, si la normativa se publica según lo explicado ayer a los pescadores, en 2012 un aficionado podrá capturar en una semana lo que el año pasado podía hacer en un año. Peláez fue claro y manifestó a los pescadores que Foro ya había anunciado en campaña que llevaría a cabo estos cambios.

El viceconsejero defendió que los factores que influyen en la permanencia de la especie son los vertidos y el furtivismo, y se comprometió a luchar contra ellos. Además, Peláez también anunció la creación de una guardería específica del río, aunque no explicó sus funciones. De las siete sociedades del Consejo, La Socala y El Esmerillón defienden la normativa propuesta, el resto solicitará restricciones a la pesca con muerte y al menos un día de veda total.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Lo último Lo más leído