20 de febrero de 2012
20.02.2012
40 Años
40 Años

Rajoy compromete su «apoyo personal» a Mercedes Fernández para gobernar Asturias

El presidente del Gobierno afirma que los populares asturianos imprimirán «sentido común y mesura» a la gestión

20.02.2012 | 01:00
Mercedes Fernández y José María Aznar, ayer, en la sesión final del congreso del PP de Sevilla.

La nueva líder del Partido Popular de Asturias, Mercedes Fernández, «Cherines», «ha estado siempre a las duras y a las maduras, ha sido siempre fiel a su partido y a sus ideas». Lo dijo ayer el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el discurso que cerró el 17.º congreso popular en Sevilla, del que sale como líder todopoderoso del PP nacional. Ni una sola voz crítica hubo en el cónclave que reeligió a Rajoy como presidente con el 97,44 de los votos a favor. Entre ellos, los de los compromisarios asturianos. Cuando Rajoy habla, como hizo ayer ante el plenario, el PP guarda silencio. Por eso su apoyo expreso a la candidatura que lidera Mercedes Fernández será, en consecuencia, el de todo el PP. Por si quedaba alguna duda de su confianza, él mismo se encargó de despejarla, en una suerte de «aviso a navegantes»: «Cherines, tienes el apoyo de todo el Partido Popular, y el mío especialmente, como presidente del PP y del Gobierno de España». Cherines, sentada en el escenario entre el resto de líderes autonómicos del PP, le sonrió y le dio las gracias.


Según Rajoy, el posible gobierno de Mercedes en Asturias dará al Principado justo lo que la región no tiene: «Va a portar tranquilidad, mesura, previsibilidad y sentido común», afirmó el Presidente. Con Cherines se alinearon también la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, y el vicesecretario y candidato del PP a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Javier Arenas, con los que Fernández compartió a primera hora de la mañana de ayer la primera reunión de la ejecutiva popular salida del congreso. Arenas, candidato a terminar con 30 años de gobiernos socialistas en Andalucía, afirmó que de la mano de Cherines y «desde la humildad», Asturias se sumará al «progreso» y al cambio que, a nivel nacional y prácticamente en todas las comunidades autónomas, lidera el Partido Popular.


Cospedal, reforzada como «números dos» del partido, sentenció que el PP no era un partido ni de «personalismos» ni de «componendas», sino de reformas. «Lo importante es que los asturianos tengan un Gobierno serio, solvente, capaz, dialogante, que sólo mire en interés de los hombre y las mujeres de Asturias, sin personalismo ni demagogia», aseveró Cospedal. «Para eso», razonó, «está nuestro partido y nuestra candidata, Cherines».


Terminado el congreso, y antes de regresar a Asturias para avanzar en su carrera hacia el 25-N, Cherines reconoció que el PP asturiano se iba de la capital andaluza «con una mochila repleta de apoyos, de testimonios personales y de compromisos de presencia a lo largo de la precampaña y campaña electoral que se avecina, y que de seguro será intensa», apuntó. No sólo Rajoy, Aznar, Arenas o Cospedal han mostrado su confianza en las posibilidades de Mercedes Fernández. También «todos y cada uno de los miembros del Gobierno de España, de forma pública o en privado me han ofrecido su colaboración y su apoyo, así como todos los presidentes autonómicos del Partido Popular me han trasladado su adhesión, su compromiso y su deseo de que nos unamos a las comunidades populares», añadió. «Con el entendimiento y el apoyo que el Gobierno central va a dar a Asturias, los asturianos ganamos», sentenció.


Durante la inminente campaña electoral, Mercedes Fernández tendrá que enfrentarse a las críticas, hasta ahora del PSOE, IU y UPyD, sobre las primeras medidas tomadas por el Gobierno de Rajoy. Principalmente, la reforma laboral, que Cherines agradeció en su discurso del sábado a la ministra de Empleo, Fátima Báñez. A pesar de la dureza de sus críticas, Mercedes Fernández aseguró que el PP es el único capaz de liderar «las reformas necesarias que nos permitan salir adelante». El deseo de los populares, explicó ayer Cherines, de cerrar con Asturias y Andalucía una suerte de «círculo virtuoso» a nivel nacional contrasta con la intención de los socialistas asturianos de «convertir al Principado en una isla». «El Partido Socialista en Asturias no tiene discurso», afirmó, «es el partido del paro, el partido de la corrupción». «El señor Javier Fernández debe a Asturias una explicación que no ha dado. No sé si la va a dar, pero la debe».


Mercedes Fernández también tuvo palabras para el actual presidente del Principado, Álvarez-Cascos. El líder de Foro Asturias resucitó el sábado las críticas del PP gijonés a Cherines por el 11-M. «Conozco muy bien al señor Álvarez-Cascos desde hace muchos años, y yo no voy a entrar en interpretaciones», indicó Mercedes Fernández. «Él sabrá por qué lo hizo, y a él se lo tienen que preguntar».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído