28 de octubre de 2013
28.10.2013

La incineradora, en manos de los concejos

El consejo de administración de Cogersa aborda hoy el diseño económico para desarrollar su plan de residuos

28.10.2013 | 01:41
El vertedero de Serín.

Oviedo, José A. ORDÓÑEZ

Los concejos tienen la palabra. El consejo de administración del Consorcio para la Gestión de Residuos Sólidos Urbanos (Cogersa), en el que están representados los municipios integrados en la entidad y el Principado, abordará hoy las alternativas económicas para desarrollar el Plan Estratégico de Residuos, en el que se incluye la construcción de una planta incineradora en Serín. Hay seis alternativas sobre la mesa. La que permite desarrollar el proyecto en su integridad, tal y como está concebido, provocaría un incremento de la tasa de basura que pagan los ciudadanos cifrada en 4,87 euros entre 2014 y 2020, año en el que está previsto que entre en servicio el nuevo equipamiento. Para entonces, según el Consorcio, los asturianos, pese a esa subida, seguirán teniendo uno de los impuestos más bajos de España.

Cogersa defiende desde 2003 la necesidad de construir una incineradora ante el agotamiento del vertedero de Serín. Está previsto para 2015, aunque su vida útil se prolongará hasta 2020. El Consorcio y el Principado sostienen que hay que tomar medidas y que éstas no se pueden retrasar. También para cumplir con las exigencias comunitarias. La normativa europea impone la obligación de reciclar el 50% de los residuos urbanos en 2020. El Principado asegura que sus planes permitirán alcanzar el objetivo en plazo.

El consorcio de residuos, cuyo funcionamiento en los últimos años ha recibido numerosos elogios de los expertos y ha servido de modelo a otras comunidades autónomas, dispone, en plena crisis económica, de 140 millones de euros listos para gastar. El Banco Europeo de Inversiones (BCI) también podría participar, llegado el caso, en la financiación del proyecto. Todo el plan tiene un presupuesto estimado en 318 millones de euros, de los que 210 corresponden a la incineradora. Su construcción supondría la mayor obra pública de la región para los próximos años. Años en los que, por otra parte, se producirá un desplome de la inversión estatal en la región debido a la conclusión de la Autovía del Cantábrico y de la variante ferroviaria de Pajares. Según los datos del Consorcio, del total, 215 millones serían financiados por Inversiones Cogersa SAU, y no computarían como déficit, mientras que 109 millones correrían a cargo de la sociedad anónima de Cogersa.

El Ayuntamiento de Gijón, en manos de Foro, ya ha anunciado que se opondrá hoy al incremento de tasas que plantea Cogersa. Fernando Couto, concejal de Desarrollo Económico, las calificó el sábado de "impuesto revolucionario". Y lo hizo pocos días después de que el equipo de gobierno que preside la casquista Carmen Moriyón fuera incapaz de llegar a un acuerdo con el resto de grupos políticos que evitase un incremento del IBI en la ciudad que el año que viene rondará el 7%. Gijón, el municipio más poblado de Asturias, al igual que Foro a nivel regional, mantiene una actitud beligerante contra el plan regional de residuos. Couto rechazó un planteamiento que sólo contemple la incineradora como alternativa y anunció que encargará un estudio sobre la recogida y gestión de residuos en la ciudad. El edil no lo aclaró, pero podría ser el primer paso para la salida del Ayuntamiento de Gijón del Consorcio.

La incineradora, rechazada por los grupos ecologistas, acumula un lustro de retrasos sobre las previsiones iniciales. Su apertura se había anunciado en primera instancia para 2015. Sin embargo, diversos varapalos judiciales han complicado la marcha del proyecto, cuyo horizonte es ahora 2020. El Consorcio, con dinero y con capacidad financiera para desarrollar el plan de residuos, solventará ese lustro de demora con un recrecido del vertedero de Serín en altura, sin ampliar el terreno. Es decir, apilando basura.

Serín

La actuación

Cogersa defiende la construcción de una incineradora ante la previsión de que el actual vertedero de Serín se agote en 2015 y para adaptarse a las exigencias comunitarias en materia de reciclaje.

La financiación

El Consorcio, cuyo modelo ha servido de ejemplo para otras comunidades autónomas, dispone de dinero y financiación para acometer la incineradora y sus equipamientos asociados. Sería la obra más relevante en Asturias de los próximos años, con una inversión total fijada en 318 millone de euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído