Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

De un rescate lleno de intriga a un final precedido de seis años de achaques

De un rescate lleno de intriga a un final precedido de seis años de achaques

Los tres guardias civiles del Seprona que rescataron a los oseznos, foto hecha en Poo de Llanes en 1989. Las dos osas jugando. "Tola" en Cabárceno, bañada en la tierra roja del Parque Natural cántabro donde las osas vivieron un tiempo hasta que fue construido el cercado de Santo Adriano. "Furaco" y "Tola" en una de las montas que no dieron resultado procreador, Los guardias civiles Manuel Bello y Francisco Beltrán junto a las osas en 2012, veintitrés años después de su recuperación. "Tola" recuperándose de la anestesia en 2012.

Compartir el artículo

stats