07 de marzo de 2018
07.03.2018

Mujeres desaparecidas en Asturias: La autopsia confirma que Paz Fernández Borrego fue asesinada a golpes

El cuerpo de la gijonesa presentaba varias fracturas en el cráneo y el cuello, producidas por un objeto romo | La Guardia Civil investiga con buzos el lugar del cadáver del embalse de Arbón

07.03.2018 | 14:06
Mujeres desaparecidas en Asturias: La autopsia confirma que Paz Fernández Borrego fue asesinada a golpes

La autopsia realizada por el Instituto de Medicina Legal de Oviedo acaba de confirmar que la gijonesa Paz Fernández Borrego (desaparecida desde el 13 de febrero en la zona de Navia) tuvo una muerte violenta. Los forenses aseguran, según los datos del examen al que fue sometido el cuerpo sin vida de Fernández Borrego, que el cuerpo de la gijonesa presentaba varias fracturas en el cráneo y el cuello, producidas por un objeto romo. 

Los agentes de la Guardia Civil encargados del caso intentarán ahora averiguar qué pasó y para eso será fundamental reconstruir las últimas horas de vida de Fernández Borrego. El cadáver de la gijonesa fue localizado ayer en un embalse de Villayón

"Ya sabíamos que su desaparición no era voluntaria", dicen sus allegados

En el día de ayer conocieron la fatal noticia: el cuerpo hallado en el embalse Arbón era el de Paz Fernández Borrego. Un triste final tras varias semanas de búsqueda en Navia. No sabían qué le había pasado, pero tenían claro que Paz no se había ido voluntariamente.

Y así ha sido su reacción tras conocer que la autopsia confirma que Paz Fernández sufrió una muerte violenta en la que estuvo implicado al menos un tercero. "Ya sabíamos que su desaparición no era voluntaria y que no se había suicidado", aseguraron allegados de la gijonesa.

La Guardia Civil investiga con buzos el lugar donde apareció el cadáver

Una patrulla de la Guardia Civil mantiene acordonada, esta mañana, la zona en la que se halló, en la tarde de ayer, el cuerpo de la gijonesa Paz Fernández. Se evita así que nadie pueda acceder o modificar el lugar en el que un piragüista encontró el cadáver para su minuciosa investigación.

Esta mañana han llegado al lugar lo buzos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil para buscar pruebas sobre lo que le pudo ocurrir a Paz Fernández Borrego.

El cadáver fue hallado por un piragüista en Villayón

Un vecino del concejo de Valdés, con lazos familiares en el municipio de Villayón y aficionado al deporte de la piragua, fue quien dio la señal de aviso a la Guardia Civil. A las tres y media de la tarde, y mientras practicaba esta modalidad, descubrió un cuerpo flotando en el agua, boca abajo, en una zona conocida como la "variante de Arbón". En este punto confluyen los ríos Acebal, Ferreiría y Navia, está próximo a un camping, y a escasos metros pasa la carretera AS-25, que comunica Navia con Villayón. Hay una pequeña rampa hacia el agua, y es frecuente que las lanchas se amarren en este punto. Es una zona que se encontraba dentro del terreno rastreado por la Guardia Civil, que el día anterior, lunes, había desplegado el helicóptero por la zona.

Hasta el lugar del hallazgo se desplazaron varias patrullas del Instituto Armado, la juez titular de Luarca y la Policía Científica de la Guardia Civil, así como el médico forense para proceder al levantamiento del cadáver. El cuerpo de la mujer, inicialmente sin identificar, se encontraba "en una zona de difícil acceso, en la orilla del embalse de Arbón", según informó el propio cuerpo. Fue por ello preciso la intervención del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS), que llegaron al lugar a las siete de la tarde. De forma inmediata recuperaron el cadáver, utilizando para ello una zodiac, en una operación que se prolongó durante media hora.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook