DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El sector pesquero profesional y el recreativo generan en su conjunto más de 3.500 empleos

El Indurot concluye que el potencial de la pesca de recreo es mayor que la de las cofradías

Un pescador recreativo.

Un pescador recreativo.

El análisis económico comparado realizado por el Indurot revela la importancia conjunta de la pesca profesional y recreativa en Asturias (actividad extractiva). Según los resultados del estudio universitario, ambas actividades generaron en 2010 un valor añadido en Asturias equivalente a 113 millones de euros, e indujeron de forma directa e indirecta al tejido productivo asturiano a producir bienes y servicios por valor de 191 millones. Más: toda la actividad pesquera marítima de Asturias generó ese año unas necesidades directas e indirectas de empleo de 3.555 puestos de trabajo.

Los resultados obtenidos por el Indurot apuntan a que desde el punto de vista de la producción y el valor añadido bruto generados, la pesca marítima recreativa tiene una dimensión equivalente a algo más de la mitad del tamaño del sector pesquero extractivo profesional en Asturias. El impacto económico directo e indirecto generado por las cofradías de pescadores sobre la producción final de todo el sistema económico regional gracias a la demanda final de pescado y productos de la pesca se estima en casi 123 millones, frente a los 68 del sector pesquero recreativo.

La producción final regional directa e indirectamente atribuible a la pesca profesional representó el 0,31por ciento de la producción total de Asturias en 2010, frente al 0,17 por ciento que representó la pesca marítima recreativa. En términos de valor añadido bruto, la pesca profesional contribuye a generar de forma directa e indirecta 73 millones (el 0,37 por ciento del total regional), frente a los casi 40 millones que genera la pesca marítima recreativa (el 0,2 por ciento del VAB asturiano).

En cuanto al empleo creado, la pesca marítima recreativa tiene un peso equivalente a algo más del 40 por ciento del peso del sector pesquero extractivo profesional en Asturias. Porque si el sector pesquero profesional propició la creación de 2.475 empleos, el sector recreativo fue el responsable de otros 1.080 puestos de trabajo. Estas cifras representan el 0,64 por ciento y el 0,28 por ciento, respectivamente, de todo el empleo de Asturias.

Pero el estudio del Indurot va más allá y analiza también el potencial de ambos sectores pesqueros. Y ahí el recreativo gana al profesional, porque tiene "una capacidad para inducir la producción y creación de renta regional (salarios, sueldos, beneficios, etcétera) algo mayor", aunque "muestra una menor capacidad de creación de empleo". Según el informe, cada euro de aumento de la demanda final recreativa (gasto en consumo final de los pescadores recreativos en Asturias) ejerce un efecto multiplicador directo e indirecto sobre la totalidad del tejido económico asturiano de 1,41 euros en términos de producción final de bienes y servicios. Este mismo efecto sobre la producción final interior es de 1,29 euros por cada euro que aumenta la demanda final de productos de la pesca profesional.

Compartir el artículo

stats