Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UE autoriza las 54 nuevas variedades de manzana de sidra que usará la DOP

La ampliación del catálogo permitirá a los lagareros realizar caldos más variados y a la vez aumentar la producción, que este año batirá récords

La UE autoriza las 54 nuevas variedades de manzana de sidra que usará la DOP

La UE autoriza las 54 nuevas variedades de manzana de sidra que usará la DOP

La Comisión Europea dio ayer luz verde definitiva a las cincuenta y cuatro nuevas variedades de manzana obtenidas dentro del programa de mejora de manzano de sidra del Serida, que se incorporan a las veintidós categorías de fruta ya permitidas para elaborar sidra con Denominación de Origen Protegida (DOP).

Lo confirmó ayer a LA NUEVA ESPAÑA Jesús Casas, director general de Desarrollo Rural del Principado, quien destacó que la salida al mercado de las nuevas variedades permitirá realizar una sidra con más matices, más variada y diferenciada, "justo como pasa con los vinos", señaló. Entre otras propiedades, las nuevas variedades de manzana aportarán mayor amargor a la sidra, una de las características más demandadas por los lagareros. Además, al ser manzanas mejoradas a través de un programa específico de investigación, también contribuirán a aumentar la productividad de las pomaradas y a aligerar la vecería, la alternancia entre años de bonanza y escasez que aún afecta de manera notable al abastecimiento de los lagares regionales. Los cosecheros podrán disponer de las nuevas variedades a partir de la próxima campaña y en los próximos tres años. Con las nuevas aportaciones la producción de sidra de calidad cuenta ya con 74 variedades. "En Bruselas han entendido que las 54 variedades son aplicables a nuestra sidra y han dado el visto bueno a la modificación de los pliegos que rigen la marca de calidad", indicó Casas.

"Mi idea es que toda la manzana asturiana se emplee para hacer sidra con etiqueta; lo sorprendente es que la DOP hubiese partido en su día sólo con unas pocas variedades", añadió el director general. El proceso continúa ahora con la progresiva incorporación de más variedades, una vez que sean determinadas por el comité técnico, las administraciones y las autoridades científicas, a fin de alcanzar un volumen de producción que en un lustro permita consolidar cifras estratégicas. Además del Serida, también ha tenido un papel clave el Consejo Regulador de la DOP, que preside Tino Cortina.

Los lagareros de la marca de calidad pondrán este año en el mercado 4,8 millones de botellas de sidra, un récord histórico que el mercado absorberá sin problemas, según recalca Jesús Casas. A lo largo de 30 años el Serida ha venido realizando una labor de recolección, caracterización y mejora de las variedades locales.

Las ventas de la DOP alcanzaron en el año 2017 los 2,2 millones de euros y 1,4 millones de botellas; los lagares pasaron de 31 a 41 y se destinaron a sidra un total de 6,9 millones de kilos de manzana asturiana.

Compartir el artículo

stats