05 de septiembre de 2018
05.09.2018

Los pasajeros del vuelo Asturias - Venecia denuncian que los dejaron "tirados" y siguen sin equipaje

"Lo peor es que no hay nadie con quien hablar ni explicaciones", aseguran los afectados

05.09.2018 | 14:21
Una avión de Volotea en el aeropuerto de Asturias.

La conexión aérea de Asturias a Venecia del pasado lunes se convirtió en una pesadilla para los pasajeros que sí fueron admitidos en el avión de Volotea tras varias horas de retraso. No los llevaron a Venecia, sino a Verona, para luego trasladarlos en autocar hasta la ciudad italiana de los canales y dejarles "tirados" en una esquina del párking del aeropuerto" en plena madrugada. Hoy siguen sin equipaje. Si tienen suerte, quizás alguna de las maletas llegue a partir de las once de esta noche al aeropuerto veneciano. "Pero no es seguro", denuncian algunos de los afectados.

El vuelo partió del aeropuerto asturiano con unos 73 viajeros de los aproximadamente 130 que tenían billete. Según la compañía, el avión no podía llevar a más por problemas técnicos que no admitían exceso de peso. No pudieron llevar más que equipaje de mano con lo imprescindible. Las maletas irían en otro avión.

"A mitad de vuelo nos dijeron que no íbamos a Venecia porque era muy tarde y la pista para aterrizar estaba cerrada. Así que nos dejaban en Verona. Llegamos sobre la una de la madrugada y sobre la una y media nos recogió un autocar con dos choferes que nos llevaron a Venecia. A las tres y media de la madrugada nos dejaron en una esquina del párking del aeropuerto, sin transporte público y sin nada. Tirados", relató Belén Fernández, una de las afectadas que viajaba con su marido y sus dos hijos.

Los afectados consiguieron localizar taxis que les llevaron hasta la entrada de la ciudad, porque a partir de ahí tuvieron que callejear hasta sus hoteles. Los pocos que no consiguieron taxis, encontraron a las cuatro y media de la madrugada un autobús que iba a Venecia, pero su situación fue la misma que la de sus compañeros de viaje.

"Lo peor es que no había nadie con quién hablar. Te remiten a atención al cliente, y te cobran una pasta para no resolver nada, más allá de que guardes todas las facturas. Es una vergüenza", aseguró Belén Fernández. "El último fue que a lo mejor a partir de las once de esta noche llegan las maletas, pero no lo aseguran". añadió.

Algunos de los pasajeros optaron por no viajar, y los que fueron alojados en hoteles en Asturias salieron en autocar el martes por la mañana hacia Bilbao, donde se les reubicó en un avión vía Zurich para desde allí enlazar con Venecia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook