Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La jueza exculpa de delito en una oposición al jefe de Medicina Interna obligado a dejar el HUCA

El Tribunal Supremo anuló el proceso selectivo por filtraciones de preguntas, y la Fiscalía denunció una presunta prevaricación de Victoriano Cárcaba

En el recuadro, Victoriano Cárcaba. LNE

Un auto judicial determina que "no ha sido acreditado" que el exjefe del servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCApenal en sus actuaciones como presidente del tribunal de un concurso-oposición de su especialidad celebrado en 2011. La resolución de Marta Iglesias López, titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Oviedo, desmonta las acusaciones presentadas en 2016 por los tres médicos denunciantes -dos de ellas participantes en el proceso selectivo- y apoyadas por la Fiscalía, que hablaba de "presuntos delitos" de prevaricación, tráfico de influencias y violación de secretos en su papel de presidente del tribunal calificador. En consecuencia, tras dos años y dos meses de diligencias, la magistrada decreta el sobreseimiento provisional de la causa y establece que no procede abrir juicio oral.

El proceso selectivo fue anulado por el Tribunal Supremo en una sentencia dictada en febrero de 2016. El Alto Tribunal dictaminó que se habían producido filtraciones de preguntas a algunos opositores por parte de determinados miembros del tribunal calificador. Por eso obligó a repetir el segundo ejercicio de la fase de oposición. Y por eso los 23 especialistas en medicina interna que habían obtenido plaza en diversos hospitales de la región fueron despojados de las mismas, volvieron a ser interinos y tuvieron que examinarse de nuevo. Finalmente, de los 23 que habían obtenido plaza en un primer momento, tres no la consiguieron a la segunda. Terminaron tomando posesión en noviembre de 2017, seis años y medio después de realizar el primer examen.

Tras la acusación de la Fiscalía, Victoriano Cárcaba fue forzado por el Servicio de Salud del Principado (Sespa al no renovarle la comisión de servicios concedida en 2010. Esta medida, adoptada a finales de 2016, le obligó a retornar a su plaza en el Hospital Valle del Nalón.

El doctor Cárcaba llevó a los tribunales la citada decisión del Sespa de retirarle la comisión de servicios. Alegó "desviación de poder" y "prevaricación" por parte de la Administración sanitaria. Sin embargo, el titular del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 4 de Oviedo dio la razón al Sespa bajo el argumento de que la Administración está dotada de competencias para adoptar "las medidas autoorganizativas que estime convenientes". Esta sentencia fue recurrida ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturias.

En este intervalo de tiempo, ha sido designado director del área de gestión clínica de Medicina Interna del HUCA Álvaro González Franco, quien obtuvo plaza fija en el concurso-oposición de la polémica y mantiene una buena relación profesional con el doctor Cárcaba, bajo cuyas órdenes trabajó tanto en el Hospital Central de Asturias como en el Valle del Nalón.

Las claves

La denuncia. Prevaricación, tráfico de influencias y violación de secretos son los tres “presuntos delitos” que el Ministerio Fiscal atribuyó a Victoriano Cárcaba, director del área de gestión clínica de Medicina Interna del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), en su actuación como presidente del tribunal de un concurso-oposición que en 2011 otorgó plazas fijas en la sanidad pública regional a 23 especialistas. La fiscal había formulado un escrito de denuncia ante el Juzgado de Guardia de Oviedo, tras estudiar la denuncia que habían interpuesto cinco médicos (de lo que sólo tres siguieron adelante).

La resolución judicial. La juez dictó el pasado día 13 un auto en el que sostiene que “no aparece debidamente justificada la perpetración del delito” que ha dado motivo a la causa, “toda vez que el presunto delito de prevaricación denunciado no ha sido acreditado”.

Compartir el artículo

stats