04 de septiembre de 2019
04.09.2019

Una pelea entre una veintena de reclusos en la cárcel de Asturias se salda con cuatro funcionarios heridos

Instituciones Penitenciarias sostiene que se trata de un incidente menor y niega que se hayan registrado heridos

04.09.2019 | 18:00
La cárcel de Asturias.

Cuatro funcionarios de la prisión de Asturias han sufrido lesiones que les han obligado a recibir tratamiento sanitario después de que intentasen frenar una pelea multitudinaria registrada en la cárcel de Asturias a las nueve de esta mañana. El enfrentamiento se inició en el módulo 8 de la cárcel, en el que está ingresados los presos más peligrosos. Los dos funcionarios que vigilaban el módulo intentaron frenar la pelea, junto a los dos funcionarios que estaban controlando el módulo 7. En la pelea intervinieron cerca de una veintena de reclusos, según los funcionarios. Instituciones Penitenciarias, por otro lado, sostiene que se trata de un incidente menor, que en realidad solo involucró a dos reclusos, y niega que se hayan registrado heridos, ni entre los presos ni entre los funcionarios.

Al separar a un interno muy peligroso para llevarlo a aislamiento, éste la emprendió a golpes con los funcionarios, teniendo que ser trasladados éstos a urgencias, algunas hospitalarias, con posible rotura en la mano uno de ellos y otros dos con lesiones en la región lumbar de la espalda. Uno de los funcionarios aguantó estoicamente y por su profesionalidad el turno de mañana, a pesar de estar lesionado. Posteriormente a lo largo del día los cuatro funcionarios tuvieron que abandonar el servicio por las agresiones sufridas, según indica la Asociación de trabajadores penitenciarios Tu Abandono Me Puede Matar (TAMPM).

Por su lado, Acaip informó de que los trabajadores afectados tienen entre los 51 y 56 años de edad, y tuvieron que recibir inicialmente asistencia médica en el centro de trabajo y posteriormente en otros centros médicos. Para este sindicato, "este lamentable suceso no hace sino corroborar las demandas que este sindicato lleva haciendo en cuanto a la merma en la seguridad de los trabajadores de prisiones en su quehacer diario. El alto grado de envejecimiento de la plantilla, la edad media de los trabajadores de la prisión asturiana se sitúa en los 57 años, unida a la alarmante falta de efectivos, cerca de 80 plazas sin cubrir en la prisión. Hace que se haga muy difícil garantizar la seguridad tanto de internos como de trabajadores".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook