Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los diputados de la Junta se suben el sueldo: la tarta de la financiación política

Los dineros del parlamento asturiano son la principal vía de recursos económicos y colocación de personal para los partidos

Reunión de la Junta de portavoces celebrada ayer.

Reunión de la Junta de portavoces celebrada ayer. Irma Collín

El parlamento asturiano reparte cada año tres millones de euros (500 millones de las antiguas pesetas) entre los siete grupos políticos con representación tras las elecciones del 26M.

Es un dinero que prácticamente en su totalidad va a las cuentas de cada partido y que en la práctica supone su principal vía de financiación ya que las cuotas de sus afiliados no se acercan ni de lejos a esas cifras. Se trata de una fórmula de financiación completamente ajustada a la legalidad pero cuya magnitud e importancia para el funcionamiento de una organización ponen de manifiesto las luchas intestinas desatadas en Foro, ahora entre Carmen Moriyón y Francisco Álvarez-Cascos y antes entre este y la entonces presidenta del partido, Cristina Coto. O también las que turbaron meses atrás el normal funcionamiento en el PP cuando Génova propició la bicefalia entre la presidenta regional del partido, y por entonces portavoz en la Junta General con mando sobre los dineros y personal que emanaban del parlamento, Mercedes Fernández, y la candidata electoral, Teresa Mallada. La tarta de la financiación política, ese preciado objeto de deseo, en el que ahora son más a repartir, siete. Por eso aprobaron elevar la partida para asignaciones en más de medio millón anual, no fuera a ser que tuvieran que repartir la misma tarta con los invitados.

1.300 euros anuales más cuando suba el sueldo de los funcionarios

1.300 euros anuales más cuando suba el sueldo de los funcionariosLos diputados asturianos ganarán una media de 1.300 euros brutos más al año en cuanto suba el sueldo de los empleados públicos un 2,2 por ciento en 2020, tal y como tienen pactado los sindicatos mayoritarios dentro del acuerdo estatal para la mejora del empleo público y de condiciones de trabajo. Pero este aumento salarial aún no tiene fecha de entrada en vigor. La junta de portavoces acordó ayer "actualizar" los salarios de los parlamentarios autonómicos en la misma medida que se apruebe en los Presupuestos Generales del Estado y también decidió "congelar" las asignaciones a los grupos parlamentarios, después de que esta partida experimentase en septiembre una subida de 2 millones de euros para el conjunto de la legislatura tras relajar las exigencias para que hubiese tres más, IU, Foro y Vox, que tienen solo dos diputados frente a los tres que requiere el reglamento de la Junta General.

Los diputados autonómicos con dedicación exclusiva tienen un salario mensual de 4.417 euros brutos por lo que de aplicarse a lo largo del próximo año la subida del 2,2 por ciento para los empleados públicos, pasarían a ganar 97 euros brutos más al mes, que suponen unos 1.300 anuales. En el caso de los portavoces, la subida pasará de los 110 euros brutos mensuales, equivalentes a más de 1.500 euros anuales.

El parlamento asturiano presenta cada año por estas fechas su previsión de gastos para incluirla en el Presupuesto del Principado para el ejercicio siguiente. Las cifras son objeto de análisis en la junta de portavoces. Después de que la cuestión, las asignaciones a los diputados y a los grupos, se abordase de manera informal en la reunión de hace dos semana, ayer se sometió a votación después de ser incluida en el orden del día.

PSOE, PP, IU y Foro aprobaron aumentar "la hucha" de la partida para salarios en un porcentaje que rondará el 2,2 por ciento pero que aún está pendiente de concretar en función del citado acuerdo estatal. Podemos, Ciudadanos y Vox votaron en contra al considerar que los salarios actuales ya suponen una retribución "suficiente" pero sus diputados se beneficiarán también de dicha subida porque la masa salarial de los parlamentarios ha de ser homogénea. En cambio, las asignaciones a los partidos se mantendrán como hasta ahora, después de que el aumento de grupos aprobado en septiembre pasado elevase el coste de esa partida en 2 millones de euros para el cómputo de toda la legislatura tras el acuerdo político que permitió la constitución de grupos parlamentarios con sólo dos diputados, una situación que benefició a IU, Foro y Vox. Este último partido planteó una rebaja del 20 por ciento en las asignaciones, propuesta que no prosperó.

La portavoz socialista Dolores Carcedo defendió que "se mantiene el mismo criterio de los últimos años" de aplicar la subida salarial que se fije en los Presupuestos del Estado y reprochó los "postureos" de grupos que como Podemos y Vox piden rebajar las asignaciones pero luego "reciben lo acordado por los demás. son coherentes pueden renunciar".

Pablo González precisó que "se aprobó modificar la hucha por si hubiese esa subida" en los Presupuestos del Estado. Lorena Gil, de Podemos, cuestionó esa subida. "Sería tercera del año, tras las de enero y julio. Se sube el sueldo de los diputados mientras se baja la carga de trabajo a la mitad". Laura Pérez Macho, de Ciudadanos, votó en contra al considerar "adecuada" la actual retribución mientras que Ignacio Blanco, de Vox, afirmó que los diputados "están suficientemente bien pagados".

Compartir el artículo

stats