Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos años de espera para el traumatólogo y sigue sin cita: "Llevo treinta años cotizando"

Una ovetense fue al especialista en marzo de 2018, la programó para septiembre de ese año y sigue esperando: "Mi problema se ha agravado"

Dos años de espera para el traumatólogo y sigue sin cita: "Llevo treinta años cotizando"

La vio el traumatólogo del ambulatorio de La Lila (Oviedo) en marzo de 2018. Le pautó un seguimiento de su lesión y le dio cita para septiembre del mismo año. Y entonces todo empezó a complicarse, hasta el punto de que hoy, dos años después de aquella primera consulta, esa revisión aún no ha tenido lugar. Y lo que es peor (si cabe): hasta hace poco tiempo había tenido fechas para la cita; no se cumplían, pero las tenía. Hace unos días recibió una carta de los servicios sanitarios en la que le comunicaban que la consulta que tenía programada quedaba anulada. "Le avisaremos para dar nueva cita", añadía.

¿Razones de esta interminable demora? "Motivos institucionales", especifican las notas en las que el Servicio de Salud del Principado (Sespa) comunica las malas nuevas a los pacientes. ¿Cuál es el estado de ánimo de esta mujer? Ella misma lo define de forma muy gráfica: "Solo me apetece gritarle a alguien". Y añade un argumento menos emocional y más racional, pero con la misma carga de irritación: "Llevo 30 años trabajando y cotizando a la Seguridad Social".

Un segundo caso de estos días, también de una paciente de Oviedo y también de una consulta traumatológica, corresponde al Hospital Monte Naranco. El pasado 31 de enero le dieron cita con el traumatólogo para el próximo 6 de octubre. Más de ocho meses de demora. Un periodo mucho menor que el anterior, pero que se repite -poco más o menos- en numerosos enfermos de la región -sobre todo de Oviedo y del centro de Asturias- que precisan la asistencia de un traumatólogo.

Tanto las consultas del ambulatorio de La Lila como del Hospital Monte Naranco dependen, en términos funcionales, del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), cuyo servicio de Traumatología está desde hace años desbordado por la demanda y sin posibilidad -según las autoridades sanitarias- de contratar médicos por falta de especialistas en el mercado.

Las citadas demoras -particularmente el primer caso- superan con creces el tope de 60 días de espera para primeras consultas que establece el decreto de tiempos de espera que el Principado empezó a aplicar el 8 de noviembre de 2018.

La paciente de los dos años de espera subraya que ya sufrió "muchos meses" de demora para su primera consulta en marzo de 2018. Le practicaron pruebas, le realizaron un tratamiento y le advirtieron que necesitaba un seguimiento. Le dieron cita para revisión en septiembre "explicándome que, aunque sería necesario verme antes, habría bastante dificultad". Pero en septiembre no llegó la consulta, sino "una carta informando de que reprograman mi cita para marzo de 2019".

En diciembre de 2018, nueva misiva, posponiendo de nuevo la consulta para el 6 de abril de 2020, más de un año más tarde. Y, ahora, otra carta anulando también esa fecha. ¿Qué ha sucedido en estos dos años? "Mi problema se ha agravado, ocasionándome cierta dificultad funcional y dolor. Tengo más dificultades para la vida cotidiana y está claro que tendré que acudir a la medicina, explica la paciente.

Compartir el artículo

stats