Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

Los centros educativos y la Universidad inician hoy una desescalada sin alumnos

Se reincorporan los equipos directivos, que deberán crear grupos y poner turnos rotatorios para la vuelta de estudiantes el próximo lunes

Labores de desinfección en un instituto de Gijón.

Labores de desinfección en un instituto de Gijón.

Los centros educativos de Asturias y la Universidad de Oviedo inician hoy la desescalada sin alumnos y con la reincorporación de parte del profesorado. A los colegios e institutos volverán los equipos directivos, el personal de administración y limpieza, y los ordenanzas con el fin de "acondicionar" las instalaciones

Además de supervisar las labores de desinfección, una de las principales funciones que tendrán esta semana los equipos directivos será preparar la vuelta de estudiantes y más profesores a partir del lunes 25 -si Asturias entra en la fase 2 de la desescalada-. Según un borrador de la Consejería de Educación remitido a los sindicatos, los directores de los centros tendrán que "modular la reincorporación del profesorado a la modalidad presencial en función del alumnado" que asista a las aulas de forma voluntaria. El objetivo de esta segunda fase es la "atención prioritaria de los estudiantes más vulnerables mediante tutorías presenciales". El equipo directivo podrá incorporar, además, "al profesorado necesario para realizar las evaluaciones finales y firmar las actas", aunque Educación permitirá el teletrabajo para aquellos docentes que acrediten que tienen a su cargo a menores de 14 años, personas con discapacidad o mayores en situación de dependencia.

En la línea de lo que están haciendo otros países de Europa, Educación pedirá a los responsables de centros que organicen de forma escalonada las entradas y salidas, así como los recreos, para minimizar las aglomeraciones. El número de jóvenes que podrían volver el próximo lunes a las aulas es de unos 7.500 (4.300 de 2.º de Bachillerato y 3.200 de FP) si sus familias así lo deciden. En función de los alumnos que acudan a los centros, los equipos directivos tendrán que organizar diferentes grupos, poniendo turnos rotatorios y adaptando los horarios. Y "siempre que sea posible -añade Educación- se organizarán las entradas y salidas por puertas diferentes".

Durante esta semana los centros harán acopio, con cargo a los gastos de funcionamiento, de los materiales de protección necesarios -"geles hidroalcohólicos, jabones, secadores de manos, mascarillas, guantes, papeleras de pedal y mamparas de protección"- y podrán atender, "siempre con cita previa y de manera ordenada", a familias y alumnado. ¿En qué casos? Por ejemplo, "para solicitar informes o entrevistas con los servicios de orientación o para recoger préstamos de material escolar o equipos informáticos".

La Universidad, en cambio, no prevé recibir alumnos al menos hasta mediados del mes que viene, cuando está prevista la convocatoria ordinaria de exámenes presenciales. No obstante, estas pruebas pasarán a hacerse a distancia ya en siete facultades y parece que el resto seguirá los mismos pasos. La institución académica asturiana recuperará su normalidad de forma gradual con el personal docente e investigador, y de administración y servicios. Según unas instrucciones del Rector que entran en vigor hoy, "siempre que sea posible se fomentará la continuidad del teletrabajo", y en el caso de que haya que hacer actividad presencial, "podrá utilizarse la turnicidad y la alternancia de días durante la semana, sin que sea de aplicación el sistema de control horario". Para hoy se espera una reincorporación más numerosa de científicos.

Segunda semana de exámenes a distancia

Segunda semana de exámenes a distanciaLa institución inicia también hoy su segunda semana de exámenes online, tras cerrar la primera -fueron tres días- "con éxito" y solo un 1% de incidencias técnicas. En líneas generales, las plataformas digitales resistieron la descomunal carga: 667 pruebas para 17.426 alumnos. Por delante, y hasta el 2 de junio, que es cuando finaliza la convocatoria ordinaria telemática, quedan 2.274 pruebas. Algunos profesores han remitido a los estudiantes instrucciones para evitar que suplanten su identidad, como adjuntar "una foto selfi donde se os vea (principalmente, la cara) junto con las hojas del examen y vuestro DNI". Esta es una de las soluciones que daba precisamente el Rectorado, junto con pedir a los jóvenes que tuviesen activada la webcam para frenar a los copiones.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats