11 de junio de 2020
11.06.2020
La Nueva España

Aller, Avilés, Oviedo y Tineo, los concejos que aún no retiraron los símbolos franquistas

El Principado podrá actuar de oficio si los ayuntamientos no eliminan antes de un mes los elementos que exaltan la dictadura

11.06.2020 | 00:52
La placa franquista de la calle Cimadevilla de Oviedo.

Aller, Avilés, Oviedo y Tineo son los cuatro ayuntamientos que aún no han retirado de sus espacios públicos toda la simbología franquista, como exige la Ley de Memoria Democrática del Principado de Asturias, aprobada en 2019. A los cuatro se ha dirigido ya la Consejería de Presidencia para que, en el plazo máximo de un mes, retiren todos los elementos en los que se exalta la dictadura. Tres de esos cuatro municipios, Aller, Avilés y Tineo, están gobernados por el PSOE, mientras que el cuarto, Oviedo, cuenta con un ejecutivo de coalición PP-Ciudadanos.

Los elementos municipales afectados por la normativa sobre memoria democrática que la Consejería ha solicitado retirar en Aller son: el cambio de la denominación de la avenida Ángel del Valle y la retirada de la cruz de los caídos en el cementerio de Moreda. El Ayuntamiento de Avilés debe retirar la cruz de los caídos existente en el cementerio municipal de La Carriona, mientras que el de Tineo está obligado a cambiar la denominación de la calle Calvo Sotelo.

Finalmente, Presidencia ha requerido a las autoridades municipales ovetenses para que realicen varias acciones. Por un lado, cambiar la denominación de cuatro calles, las dedicadas a Fernández Ladreda, al General Yagüe, a Marcos Peña Royo y a Yela Utrilla. Y por otro, una nueva señalización para una reasignación "acorde a la memoria democrática" de la placa ubicada en la calle Cimadevilla en la que figura el siguiente texto: "Siendo caudillo generalísimo de los ejércitos Francisco Franco se reconstruyen estas casas por la Dirección General de Regiones Devastadas 1943".

El plazo para eliminar estos elementos debió concluir el 8 de marzo, pero el parón administrativo surgido como consecuencia de la alarma sanitaria por la pandemia de coronavirus afectó a las tramitaciones, ya que paralizó los plazos administrativos. Con la reanudación, hace unos días, de la actividad de la Administración, el Ejecutivo ha retomado el asunto.

La consejera de Presidencia, Rita Camblor, a instancias de Podemos, resaltaba el martes que ya se había trasladado a los cuatro ayuntamientos la exigencia de retirar toda la simbología franquista. Si no lo hacen antes de un mes el Principado podría actuar de oficio. Camblor reveló asimismo que aún existen en Asturias 29 placas con denominaciones alusivas al Ministerio de la Vivienda franquista en comunidades vecinales, y que se estudian medidas para que su retirada no suponga un coste a los propietarios. Añadió que la Iglesia conserva también 23 símbolos franquistas, por lo que se requerirá su eliminación o la colocación de placas explicativas.

La Consejera añadió que ya antes de la declaración del estado de alarma la Consejería de Cultura había diseñado para la Universidad Laboral de Gijón una señalización que se instalará en breve y que había realizado un cambio en el guión de las visitas, incluyendo la referencia al origen del edificio y su condición como "paradigma de la arquitectura franquista".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook