Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oviedo lamenta el rechazo de Otea a una apertura “a medias” de la hostelería

Empresarios de la ciudad respaldan al Ayuntamiento y reivindican su “derecho al trabajo”: “Es mejor abrir hasta las seis que no abrir”

Sorpresa. Es lo que han provocado en el seno del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Oviedo las declaraciones del presidente de la patronal de la hostelería en Asturias, José Luis Álvarez Almeida, rechazando una apertura parcial de los comercios, bares y restaurantes. Sorpresa porque la propuesta, lanzada por el

Destacó que los empresarios de la hostelería ovetense dan “la bienvenida a las ayudas”, pero subrayan “que la solución es recuperar la actividad”. Y añadió: “Lamentamos que este tipo de opiniones (las de Álvarez Almeida) puedan confundir al sector, porque desde el minuto cero hemos estado apoyando al comercio y a la hostelería. Y seguiremos haciéndolo”, prometió.

La propuesta del Ayuntamiento recibió ayer el apoyo de varios hosteleros de la ciudad, que por contra calificaron de “desafortunadas” las declaraciones de Álvarez Almeida y reivindicaron su “derecho al trabajo”. Edén Jiménez, del restaurante Secreto a Voces, agradeció las ayudas, pero subrayó que no dan “absolutamente para nada, no rescatan a ningún negocio. Y estamos hablando de familias”. Indicó que la pandemia ha venido para cambiar los hábitos, y que los clientes de la hostelería ya lo han hecho. De ahí que exija la reapertura de los locales, porque es “la única manera de demostrar que la hostelería es segura, igual que las ferreterías, las librerías...”

En su opinión, “mejor abrir hasta las seis de la tarde que no abrir”. Ademas, “no es obligatorio”, apuntó. “No podemos jugar al todo o nada, porque todo no nos lo van a dar”. Resaltó que en Madrid la hostelería está abierta y hay mejores datos sobre el covid-19 que en Asturias.

Calificó de “desafortunadas” las palabras de Álvarez Almeida, y señaló que la crítica es “legítima”, pero este es “el momento de aportar”. Sobre todo porque “lo que se está generando es miseria, economía de posguerra”. Reivindicó el “derecho a trabajar” y “que nos dejen tirar para adelante”.

Daniel Gómez, del restaurante El Tizón, calificó de “contradictorio” que se defienda que la hostelería es un servicio esencial y que a la vez se impida dar una comida a las tres de la tarde. “Estamos muy agradecidos a los clientes que piden menús, café o pinchos para llevar, porque es con lo que estamos resistiendo, ya que nadie nos ha condonado ningún gasto”, apuntó. Para intentar “sacar adelante el negocio, mejor abierto que cerrado. Además, los autónomos tenemos que trabajar quince o dieciséis horas al día para dar ejemplo”, añadió. También opinó que las manifestaciones del presidente de Otea “no fueron afortunadas”.

David Fernández, jefa de sala del restaurante Del Arco, comentó que cuanto antes abra el sector, mejor, “aunque sea a las seis de la tarde. Prefiero un negocio abierto a un negocio cerrado”, concluyó.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats