Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La extraña reinfección de un murense de 89 años: “No tengo miedo al virus, ya lo viví”

José Manuel Fernández Cándano afronta su segundo ingreso hospitalario por covid | “Son casos muy aislados”, aseguran los expertos

José Manuel Fernández Cándano saluda a su mujer, Nieves Suárez, por la ventana tras recibir el alta en abril. | Miki López

José Manuel Fernández Cándano saluda a su mujer, Nieves Suárez, por la ventana tras recibir el alta en abril. | Miki López

Existen pocos casos. Ninguno en Asturias. Pero todo apunta a que le ha tocado a él. José Manuel Fernández Cándano, vecino de San Esteban (Muros de Nalón), tendrá que enfrentarse al coronavirus por segunda vez en ocho meses. Sumaba 88 años cuando se sobrepuso al “bicho” en la primera ola. Ahora ya tiene 89, pero nada de temor. “No tengo miedo a esto, ya lo viví”, afirma desde el Hospital San Agustín, donde permaneció ingresado una semana en abril y donde ayer le comunicaron que iba a ser trasladado a la planta covid tras dar otra vez positivo y al sufrir neumonía y fiebre. Su familia vuelve así a estar en vilo.

Especialmente su mujer, Nieves Suárez, con quien vive y a quien no contagió en la primera ola. Hoy le harán a ella una prueba PCR con la esperanza de que otra vez sea así. Pese a todo, José Manuel Fernández Cándano no pierde el optimismo. “Mantiene buen humor, aunque dice que está un poco harto de hospitales”, cuenta su familia, incrédula aún con lo sucedido.

“Lo excepcional no es tanto el hecho de la reinfección en sí, sino que presente síntomas por segunda vez y tenga que ser ingresado”, aclara Santiago Melón, jefe del laboratorio de Virología del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), que aún no conoce los pormenores del caso registrado en el hospital avilesino. “Hay que confirmar que se trate de una reinfección y analizar cada caso en particular. Apenas hay constancia de una veintena o así. Todavía no se sabe muy bien a qué se debe, porque no es otra cepa del virus. Si hubiese otra cepa tendríamos muchos más reinfectados con síntomas. Estos son casos dignos de estudio, pero por fortuna muy aislados, que dependen del propio organismo y su respuesta inmunitaria”, explica. Una respuesta que puede ser más débil en personas mayores. Lo normal es que si uno se reinfecta, la inmunización generada expulse al virus con rapidez y sin que la persona se entere.

Santiago Melón, jefe del laboratorio de Virología del HUCA: “Lo excepcional no es tanto el hecho de la reinfección en sí, sino que presente síntomas por segunda vez y tenga que ser ingresado”

decoration

Sin embargo, José Manuel Fernández Cándano esperaba ayer por la tarde por su segundo traslado en ocho meses a la planta covid. Apenas sentía la neumonía, pero sí le “costaba caminar más de la cuenta”. Después del primer gran susto de abril, de salir del hospital –“nos dijeron que tenía anticuerpos”, recuerdan sus allegados–, vuelta de nuevo a la batalla contra el mismo rival. Por eso su familia no sale de su asombro. Y también porque no entienden cómo se pudo contagiar si solo tiene contacto con su mujer. Pero también, y sobre todo, por el optimismo con el que encara el segundo asalto a sus 89 años. “Parece que puede con lo que le echen”, sentencian.

Compartir el artículo

stats