Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Indignación por los “mayorinos de Tarna”: “Debían pensar que era arroz lo que caía del cielo"

Los jóvenes llamaron al 112 al verse atrapados de noche por la nieve

La carretera del puerto a la altura del desvío al pueblo de Tarna, ayer.

La carretera del puerto a la altura del desvío al pueblo de Tarna, ayer.

Unos jóvenes tuvieron que pasar la noche en su todoterreno en la carretera en las cercanías del puerto de Tarna (Caso) al verse atrapados por la nieve y no poder continuar su camino. Llamaron al 112 sobre las nueve de la noche del martes (el puerto llevaba cerrado al tráfico desde casi cuatro horas antes) para informar de lo sucedido y poder avisar a sus familias, ya que sus móviles no tenían cobertura. Tras unas quince horas inmovilizados en su vehículo, fueron rescatados en la mañana de ayer por el personal de mantenimiento de la vía, tras llegar hasta la zona con la máquina quitanieves.

El alcalde de Caso, Miguel Fernández, no ocultó su indignación con lo sucedido. “Debían pensar que era arroz lo que caía del cielo porque ponerse a pasar el puerto de Tarna a las nueve de la noche cuando horas antes (a las 17.13) había sido cerrado es vergonzoso. Que haya que andar moviendo medios mecánicos para sacar a gente que anda haciendo el indio es demencial”, concluyó.

El episodio recuerda al vivido en enero de 2018 con los denominados “mayorinos del Angliru”, aunque con importantes matices. En aquella ocasión, los siete veinteañeros que tuvieron que pasar la noche atrapados en el alto, a la altura de la Cueña de les Cabres, en un todoterreno de cinco plazas, manifestaron sentirse “maltratados y desamparados por el 112”. Esta vez, según ha podido saber este diario, los afectados asumieron desde un principio su error y pidieron en sus comunicaciones con el 112 que avisaran a sus familias para tranquilizarlas y para explicar en el trabajo que no podrían acudir al día siguiente.

El Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) relató ayer que los jóvenes “llamaron a las nueve de la noche a la sala de 112 para informar de que estaban cerca ya del alto del puerto. No estaban accidentados ni tenían ningún tipo de emergencia, simplemente estaban atascados por el volumen de nieve. Se informó a la Guardia Civil y a los responsables de la carretera; en todo momento se estuvo en contacto” con los afectados.

Compartir el artículo

stats