Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El primer objetivo de Villaverde: 100 días para modernizar la Universidad

El rector promete redactar una plantilla de personal investigador y hacer cribados por el covid en la comunidad educativa

Ignacio Villaverde, nuevo rector de la Universidad de Oviedo.

Ignacio Villaverde, nuevo rector de la Universidad de Oviedo.

Ignacio Villaverde afronta 30 retos para los próximos 100 días de mandato, con el fin de renovar la entidad educativa para afianzar su futuro y sentar las bases de su rectorado, recién estrenado. Como punto de partida, Villaverde iniciará el diseño del Plan Estratégico de la Universidad 2021-2025, propondrá un nuevo Plan propio de Ciencia, Investigación, Innovación y Transferencia de aquí al año 2025, y realizará un Plan Estratégico de Estudios. Por otro lado, el equipo del nuevo rector diseñará la Plataforma 360º que busca crear un nuevo modelo universitario, con aprendizaje personalizado, y en el que se aplicará una transformación digital para cumplir con los compromisos de docencia e investigación adquiridos sustentados en la organización. Otro reto para los primeros 100 días de rectorado será la presentación del programa de implantación de la administración electrónica, con la que persigue una transformación digital de la gestión universitaria eliminando la burocracia y simplificando procesos para lograr una administración más ágil y eficiente.

Los estudiantes, como eje fundamental de la Universidad de Oviedo, contarán con una Guía 4.0, es decir, una plataforma online para gestionar los expedientes de los alumnos. Villaverde también pretende crear el Observatorio ERES-UO para el análisis y estudio de las necesidades del estudiantado; así como aprobar el sistema de integridad institucional, que contará con un código ético y de comportamiento del rectorado y los órganos directivos de la Universidad, en los que busca dar más representatividad y poder de decisión a los estudiantes.

Villaverde promoverá la definición de una nueva estructura presupuestaria, así como la realización de una auditoría de espacios e infraestructuras y planes de uso de los mismos. En este sentido, diseñará y pondrá en marcha planes estratégicos de los diferentes campus, centros y departamentos universitarios, y creará los consejos de los campus universitarios asturianos. El nuevo rector pondrá sobre la mesa un plan de activación y desarrollo para el campus de Mieres, así como una propuesta de nueva organización administrativa de la Universidad de Oviedo. Para que todos estos proyectos lleguen a buen puerto, Villaverde diseñará un sistema dinámico y abierto de seguimiento, control y evaluación en tiempo real.

El personal docente es otro de los baluartes de la entidad. Por ello, Villaverde prevé, en los próximos 100 días, definir programas de formación inicial y continua en metodologías docentes, así como replantear el sistema de evaluación de la calidad de la docencia y la implantación de los programas “Docentia” y “Participa”, que buscan el reconocimiento de quinquenios y mejorar la participación del estudiantado.

Otro reto para Villaverde será diseñar los criterios para redactar una plantilla de personal docente investigador. Por otro lado, propondrá un plan plurianual de homologación de puestos de trabajo y de unificación y homologación de complementos del personal de administración y servicios. El nuevo rector también planteará un plan plurianual de oferta pública de empleo para personal docente investigador y personal de administración y servicios, con incorporación de nuevos profesionales, estabilización de plantillas y promoción. En este sentido, aprobará la oferta de empleo y los calendarios de ejecución para el año 2021.

El reto de la pandemia

Villaverde prevé poner en marcha el Plan Director de servicios a la investigación, laboratorios y bibliotecas, así como proponer la creación de los “hubs” de transferencia tecnológica y creatividad, para así fomentar el compromiso de la Universidad con el desarrollo sostenible y el territorio. En su afán por la transparencia en su gestión como rector, Villaverde diseñará y podrá en marcha la estrategia integral de transparencia, acceso a la información y protección de datos de la Universidad. Constituirá un grupo de coordinación y reacción covid-19 que contará con la participación del servicio de prevención de la Universidad, el comité de seguridad y salud, los equipos directivos de los centros y departamentos, el estudiantado y agentes sociales para la prevención, control, reacción y seguimiento de la pandemia en la Universidad. El objetivo es que este grupo se coordine y coopere con los grupos de investigación de la Universidad que están involucrados en la lucha contra la pandemia. En este ámbito, su intención es aprobar un plan de choque adaptado a las circunstancias sanitarias para la entidad.

Villaverde, para atajar de raíz la pandemia en el seno de la universidad llevará a cabo un Plan director de contingencia por si tuvieran que aplicar a un sistema no presencial de prestación de servicios, investigación y enseñanza por el covid-19, que estaría complementado con un plan de formación en metodologías y procedimientos presenciales, y con la adquisición y adecuación de equipamientos de manera centralizada para asegurar la adecuación a las normas de referencia.

Por otro lado, el nuevo rector quiere poner en práctica procedimientos de cribado aleatorio y periódico de la comunidad universitaria, así como la dotación de equipos de protección individual, y la identificación y seguimiento individualizado de personas incluidas en grupos de riesgo. Para reforzar estas medidas, revisará y ampliará los servicios y los horarios de limpieza e higienización de las infraestructuras universitarias.

Los decanos confían que Villaverde abogue por la unidad y trace nuevos retos para el futuro

Arranca un nuevo rectorado de la mano de Ignacio Villaverde y los decanos y directores de escuelas esperan que, al menos, cumpla lo prometido en su programa electoral. De mano, la mayoría lo define como “trabajador, dinámico y una persona vital”, y albergan esperanzas en que sepa adaptar la institución a la situación actual. Celestino Rodríguez, decano de la facultad de Formación del Profesorado y Educación, comenta que “tiene un programa muy ilusionante, viene con aires renovados, intentando relacionar diferentes grupos de la universidad, sin una ideología clara, sino desde un punto de vista académico y conjugando muchas sensibilidades. Eso lo veo positivo. Espero que nos trate a todos por igual, con criterios claros, objetivos, y que sea sensible a las necesidades de cada facultad”.

Asun Cámara, directora de la Escuela Politécnica de Mieres, espera que Villaverde “nos integre en la Universidad de Oviedo, que nos miren como a los demás campus. Tengo confianza en él como la tenía en Santiago”.

Levi Pérez, decano de la facultad de Comercio, Turismo y_Ciencias Sociales “Jovellanos” de Gijón cree que “para la facultad siempre es bueno tener un rector de Gijón. Espero que afiance la identidad del campus de Gijón y resuelva los problemas que tenemos en la facultad al no estar alojados en un edificio de la Universidad”.

Javier Fernández Teruelo, decano de la Facultad de Derecho, espera de Villaverde “que implante un Grado en Criminología, que es la cuestión más demandada, así como que se mejore la gestión del transporte universitario”.

Juan Carlos Campo, director de la Escuela Politécnica de Gijón, reconoce que “el modelo tradicional está en entredicho. Por eso Villaverde tiene que situar a la Universidad de Oviedo en el contexto actual de globalización y mundo digital para situarnos en una universidad del siglo XXI y no del siglo pasado”. En cuanto a las necesidades particulares de su escuela, ansía con “la implantación del Grado en Ciencia e Ingeniería de Datos para que empiece el próximo curso sin demora. Queremos ser la punta de lanza en la modernización de la Universidad que se quiere realizar”.

Fernando Álvarez, director de la Escuela de Ingeniería Informática de Oviedo, considera que “tiene las ideas razonablemente claras de cómo afrontar la legislatura. Esperemos que se pueda volver a la presencialidad lo antes posible y que a ver si pueden terminar de definir los espacios del_Cristo y mover nuestros estudios para allí arriba. En cuanto al estudio de nuevas titulaciones, espero que proponga las que más interesen a la Universidad y también a la región”.

Compartir el artículo

stats