Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias lidera la defensa del modelo agroganadero extensivo

Las comunidades cantábricas se unen para que la PAC prime las explotaciones familiares y verdes

Vacas frisonas en una ganadería láctea. | Mara Villamuza

Vacas frisonas en una ganadería láctea. | Mara Villamuza

Asturias lidera la defensa del modelo agroganadero “familiar y sostenible” como uno de los pilares del plan estratégico que defina el reparto de los fondos de la próxima Política Agraria Común (PAC) 2023-2027, que ascienden a 97.170.720 euros en la región. Las solicitudes de los que opten a las ayudas –convocadas hace una semana– se pueden presentar hasta el 15 de mayo, si bien hay posibilidades que el Gobierno regional prorrogue el plazo hasta finales de ese mes.

El consejero de Medio Rural y Cohesión Territorial, Alejandro Calvo, mantuvo ayer conversaciones con sus homólogos en las comunidades de la cornisa cantábrica (Galicia, Cantabria y País Vasco), ante los que defendió que las ganaderías extensivas (que aprovechan los recursos del territorio con las especies y razas adecuadas y autóctonas, pendientes del respeto al medio ambiente y de carácter más bien familiar) primen en el futuro plan estratégico de la PAC que se deberá negociar en breve. Los cuatro consejeros acordaron tal defensa común “mediante la definición de una posición técnica consensuada a la que se podrían sumar otros territorios”, con vistas a la negociación del nuevo plan estratégico de la PAC.

Pacto Verde Europeo

El respeto al medio ambiente, con todo lo que esto implica, es uno de los pilares, por no decir el fundamental, de la próxima PAC, ya que la UE quiere primar, sobre todo, las empresas verdes ligadas al territorio rural. La modificación del Programa de Desarrollo Rural (PDR) permitirá al Principado adelantarse al cumplimiento de las medidas del Pacto Verde Europeo vinculadas a la PAC, ya que el 30% de los fondos deben dirigirse a medidas alineadas con los retos comunitarios en materia de clima y medio ambiente. Tal porcentaje ya se alcanza en Asturias, según la Consejería.

Para este año, la PAC ahora en vigor prevé para el Principado cerca de 150 millones: 64 para ayudas directas del Fondo Europeo Agrícola de Garantía (Feaga), y el resto, para desarrollo rural y los compromisos medioambientales del sector primario, y financiados con el Fondo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader). El cambio del Programa de Desarrollo Rural este año ha permitido “consolidar la apuesta medioambiental” del Principado aumentado las partidas que cuiden los aspectos medioambientales.

Según el Principado, casi el 50% del total de ayudas del fondo Feader se orientan a compromisos medioambientales: unos 42 millones de un total de 84. Los incrementos más significativos se centran en las medidas para zonas con limitaciones naturales, dotadas con 21 millones (106,9% más que en 2020), la partida de la Red Natura 2000, que prácticamente se duplica, hasta llegar al millón, y las ayudas de Agroambiente y Clima, que cuentan con algo más de 7,9 millones (51,4% más), y de Producción Ecológica, que suben un 91,86%, hasta los 3,2 millones.

Otra de las medidas del PDR es el programa Leader, del que estos días se publican en el BOPA los proyectos que acceden a sus fondos tras la demora burocrática.

Compartir el artículo

stats