Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El nuevo calendario escolar, con 5 macropuentes, no gusta a las familias: "Así no nos ayudan a conciliar"

Los docentes creen que la apuesta de Educación, que buscó el consenso, fue poco valiente

Así será el calendario escolar del curso 2021/ 2022 en Asturias Amor Domínguez

Los alumnos asturianos tendrán tres minivacaciones de cinco días durante los dos primeros trimestres del curso que viene. La consejería de Educación aprobó ayer el nuevo calendario escolar, por el que se establece que las clases comenzarán el 9 de septiembre en Infantil y Primaria, y el 14 en Secundaria y el resto de enseñanzas. La propuesta del equipo de Carmen Suárez no disgusta a los profesores, pero enfada a las familias. “El Gobierno sigue erre que erre con calendarios pedagógicos. Así no nos ayudan a conciliar”, se quejan las federaciones de padres de alumnos de la pública y de la concertada.

En realidad, Educación ha intentado contentar a todas las partes, optando por un modelo híbrido. De un lado, las familias pedían un calendario más tradicional y ajustado a las festividades nacionales. Y de otro, la mayoría de los sindicatos reclamaban una apuesta más “valiente”, basada en el calendario pedagógico que siguen Cantabria o países como Francia, consistente en que por cada dos semanas de clase haya una de descanso. El calendario asturiano permitirá, según explicó la directora general de Planificación e Infraestructuras Educativas, Lydia Espina, dar “un respiro al alumnado y al profesorado cada mes y medio” durante los dos primeros trimestres del curso, que son los más extensos.

Así, a las grandes vacaciones de Navidad –del viernes 24 de diciembre al domingo 9 de enero– y de Semana Santa –del sábado 9 de abril al domingo 17 de abril–, se sumarán tres macropuentes. El primero está previsto del 29 de octubre al 2 de noviembre, coincidiendo con los Difuntos. El segundo descanso va del 4 al 8 de diciembre por el puente de la Constitución. Y el último, que va unido al Carnaval, del 25 de febrero al 1 de marzo. Se mantienen los 117 días lectivos y las clases terminan el 21 de junio para Infantil y Primaria y el 24 para el resto de etapas.

Pese a que según la directora general, el calendario “ayuda a la conciliación de las familias”, los padres y madres de alumnos expresan lo contrario. “Es un término medio entre lo solicitado por las distintas organizaciones, pero no nos gusta. Esos macropuentes no ayudan a la conciliación”, opina Desireé Fernández, presidenta de CONCAPA Asturias. “Siguen erre que erre con calendarios pedagógicos cuando lo que necesitamos es conciliar. Ya tenemos que hacer verdaderos malabares para encajar las vacaciones de Navidades y Semana Santa como para que ahora alarguen fiestas. Si quieren dar respiros a los alumnos, que pongan un viernes o un lunes cada ciertas semanas”, expresa por su parte Clara Díaz, al frente de la FAPA “Miguel Virgós”.

Los docentes están algo más contentos con el calendario. ANPE lo apoyó porque dice que “se intentó equilibrar los trimestres, con descansos a mitad del primero y del segundo”. UGT y CC OO apostaron en las negociaciones por el modelo cántabro o francés. Estos sindicatos creen que estas propuestas son “las más lógicas y las que mejor se adaptan a los ritmos de aprendizaje del alumnado”, aunque finalmente, afirman, Educación “no fue valiente” y se “salió por la tangente”. No obstante, dicen, “valoramos el interés de la Administración por acercar posiciones” y ven la propuesta final como “avance” con respecto a la de este curso. Reconocen, por otro lado, que la conciliación familiar sigue siendo una asignatura pendiente, de forma que “el calendario tendría que venir acompañado de otras medidas”. Por ejemplo, agregan, “en Cantabria los ayuntamientos abren los centros con personal no docente para facilitar esa conciliación”.

Compartir el artículo

stats