Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Dónde se están contagiando los asturianos? Un único brote por una fiesta entre jóvenes acumula 34 positivos y 117 personas

El Principado pide a los adolescentes que mantengan vida social en exteriores

Un punto de PCR, hace meses.

Un punto de PCR, hace meses. Ángel González

Los jóvenes no vacunados de entre los 15 y los 25 años de edad. Esa es la población en la que más está atacando actualmente el coronavirus en Asturias. Al menos así lo aseguraron esta mañana los responsables de salud del gobierno del Principado. "Estos grupos de edad sociabilizan más y estamos en un momento de desescalada por lo que tenemos que ayudar a contener la expansión del virus porque la mayor parte de los brotes y focos tienen que ver con reuniones de amigos sin protección, quedadas, encuentros en sitios cerrados con poca aireación...", señaló esta mañana en rueda de prensa María José Villanueva, coordinadora de programas del Servicio de Salud del Principado de Asturias. También hay muchos adolescentes, afirmó, que se están contagiando en entornos deportivos pero no por la actividad física sino por las reuniones posteriores.

El SESPA asegura que hay actualmente se tiene constancia de un brote con 34 positivos y 117 personas cuarentenadas por ser contactos estrechos con los contagiados. Un ejemplo que da una idea de lo que está sucediendo. Estos casos suelen tener que ver, explicó la coordinadora de programas del Sespa, con "cenas en domicilios de jóvenes que luego se trasladan a bares". En este sentido Villanueva pidió que "las actividades sociales se lleven a cabo en exteriores". La responsable del SESPA habló de los riesgos de reinfecciones y de contagio a familiares ya vacunados. Además hay que tener en cuenta, insistió, "el período de incubación de la enfermedad que es de más de una semana" por lo que se llama a cumplir estrictamente las cuarentenas.

Los síntomas del contagio de coronavirus en jóvenes "suelen ser leves" por lo que se pide que se alerte a los centros de salud en caso de que haya cualquier tipo de síntoma. Rafael Cofiño, director general de Salud Pública, lanzó por su parte un mensaje claro sobre la mascarilla (que se quita el sábado en exteriores). "Es muy importante llevarla porque tener un acceso a una herramienta facilita que la podamos usar. Puede que estés todo el rato al aire libre pero en un momento determinado en el interior hay que contar con ella", señaló.

Cofiño admitió que durante el verano "habrá sustos y brotes". "En verano habrá más movilidad y por lo tanto puede que haya más casos y brotes. Tenemos que ver el equilibrio entre el número de casos y la gravedad y ver cuál es el peso de cada uno", explicó. Respecto a la variante delta (la proveniente de la india) Salud cree que habrá más circulación pero no "se expandirá de forma incontrolada".

Compartir el artículo

stats