Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La familia del exalcalde Cachafeiro recibe 62.500 euros por su muerte en el HUCA

El Tribunal Superior de Justicia censura la falta de asistencia pese a la “perentoria” situación del exregidor de Grandas de Salime

José Cachafeiro. | LNE

José Cachafeiro. | LNE

El Servicio de Salud del Principado (Sespa) tendrá que indemnizar con 62.500 euros a la viuda y a los tres hijos del que fuera alcalde de Grandas de Salime José Cachafeiro, fallecido a consecuencia de una hemorragia digestiva en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) en enero de 2019. Los jueces justifican su decisión apelando a la “pérdida de oportunidad para la salud” de la que le privó la Administración sanitaria. La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Asturias dictó anteayer, jueves, una sentencia que obliga al Principado a indemnizar con 25.000 euros a la viuda y con 12.500 euros a cada uno de los tres hijos del exalcalde.

Cachafeiro, de 77 años, acudió inicialmente a su médico de atención primaria ante los dolores abdominales que presentaba y este certificó por escrito que necesitaba atención urgente por presentar “un abdomen quirúrgico”. El exalcalde acudió a Urgencias del HUCA los días 21 y 24 de enero de 2019 aquejado de un fuerte dolor abdominal y con un progresivo empeoramiento, y recibió el alta tras ser diagnosticado de epigastria.

Al persistir el dolor, acudió de nuevo a Urgencias el día 28 y, tras ser diagnosticado de dispepsia a estudio e insuficiencia renal, quedó hospitalizado en la planta de Medicina Interna, donde se le puso como tratamiento una dieta absoluta con suero. A las pocas horas de su ingreso, Cachafeiro murió por una hemorragia digestiva alta con isquemia intestinal y una úlcera gástrica.

Falta de asistencia médica

El alto tribunal recoge en la sentencia que el paciente solicitó ayuda una hora antes del fallecimiento. Sin embargo, solo acudió a su habitación una enfermera que le suministró calmantes, pero sin alertar a médico alguno, ni al internista de planta, sobre lo que “bien podía anticipar el agravamiento con el funesto desenlace que tuvo lugar” a los pocos minutos, señala la resolución.

Los magistrados censuran la falta de asistencia médica de las especialidades de Digestivo y Medicina Interna, que no realizaron pruebas, ni atendieron al paciente “como requería” y reconocen que, ante las pruebas periciales que realizaron las mismas personas que ostentan cargos de responsabilidad en el HUCA, les resulta “extremadamente difícil aceptar ciegamente la objetividad a prueba de toda duda”.

La familia destaca que en la resolución quede reflejado que la decisión de no realizar nuevas pruebas y de zanjar rutinariamente con un ingreso en planta la tercera visita a urgencias fue “un proceder imperdonable” del centro hospitalario.

La Sala de lo Contencioso-Administrativo admite que no resulta “satisfactorio ni ajustado” al deseable funcionamiento del servicio público sanitario el simple alojamiento hospitalario del paciente y la demora de atención hasta el día siguiente, cuando la situación era “manifiestamente perentoria e incompatible potencialmente con tal dilación”. El tribunal considera que Cachafeiro sufrió la “pérdida de la oportunidad para la salud” derivada de no haber adoptado las medidas que requerían la urgencia del caso.

Contra esta resolución cabe interponer un recurso de casación ante el Tribunal Supremo en el plazo de 30 días.

Cachafeiro estuvo al frente del Ayuntamiento de Grandas de Salime durante casi veinte años en diferentes legislaturas, con UCD, CDS, Independientes por Grandas (IPG) y el PP y, durante otros catorce años, fue concejal en el Consistorio.

Compartir el artículo

stats