Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ocho concejos estrenan un “4Plus” “light” sin efectos adicionales sobre la hostelería

Las medidas específicas para los municipios en riesgo extremo entran en vigor mañana y se limitan a la reducción de la interacción social

Datos en Asturias

Datos en Asturias

A partir de esta próxima medianoche, seis de cada diez asturianos –los residentes en Gijón, Oviedo, Siero, Mieres, Villaviciosa, Laviana, Lena y Carreño– estrenarán las restricciones del nuevo sistema “4Plus” modificado y adaptado a las condiciones de la quinta ola de la pandemia. El modelo de limitaciones por concejos, que ya en su concepción era más moderado, mucho más liviano que el que se aplicó en el primer tramo de este año, ha recibido además el tijeretazo adicional del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), con su frenazo de ayer al toque de queda. Tras estos recortes, las precauciones suplementarias o específicas a las que tendrán que prestar atención los 628.000 habitantes de estos ocho municipios se quedan en una prohibición y una recomendación sobre la interacción social: desde mañana y hasta el 15 de agosto, se aconseja que las reuniones sociales y familiares en domicilios y espacios privados no excedan de seis personas, excepto si se trata de convivientes o de dos grupos de convivencia como máximo, y se limita a diez los no convivientes que pueden encontrarse en el exterior, salvo en visitas guiadas y otros eventos ya regulados por el Principado.

El nuevo “4Plus”, cuyos criterios y parámetros han sido adaptados para tratar de atajar el nivel de “riesgo extremo” en la quinta ola de la pandemia, carece de afecciones adicionales a las ya impuestas sobre los servicios de hostelería, toda vez que renuncia a modificar lo ya regulado al respecto. Se mantiene pues abierto el interior de los locales, salvo en el ocio nocturno, y restringido el servicio en barra. Todo queda aquí como estaba. Se mantienen las restricciones que estaban vigentes en la hostelería y se prolonga el resto de las medidas a las que toda la población asturiana, esté o no vacunada, estaba sometida hasta ahora. Sigue siendo preceptiva la mascarilla en interiores o cuando en el exterior no sea posible mantener el metro y medio de distancia y permanecen vigentes las prohibiciones de la venta de alcohol en horario nocturno en gasolineras y comercios minoristas y de los botellones y el consumo de alcohol en vías y espacios públicos. Continúa estando prohibido fumar en las terrazas, la hostelería sigue cerrando como muy tarde a la una de la madrugada y se prevé el cierre preventivo de los establecimientos públicos en caso de que se detecte un brote.

El mantenimiento del cierre hostelero a la una de la madrugada ha hecho que tampoco cundiese la inquietud en el sector ante la amenaza del retorno al toque de queda. Esta restricción de la movilidad nocturna, abortada ayer por decisión judicial, se planteaba para el periodo entre la una y las seis de la mañana, con lo que el posible efecto que pudiera haber tenido sobre los bares y restaurantes resultaba muy limitado.

Compartir el artículo

stats