Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El área protegida de El Cachucho, frente a Ribadesella, los Picos de Europa que están bajo el mar

El área protegida de El Cachucho, frente a Ribadesella y que acaba de ser ampliada por el Gobierno, es una montaña submarina poblada por una enorme diversidad biológica

Es la joya sumergida de la naturaleza asturiana. El Gobierno acaba de ampliar el área marina protegida de El Cachucho, que en 2011 se convirtió en el primer entorno con protección ambiental en España. Ese “parque nacional” sumergido es una montaña submarina localizada en el Cantábrico, a unos 65 kilómetros de la costa de Ribadesella, en la plataforma continental que se eleva bruscamente desde los más de 4.000 metros de profundidad de la llanura abisal del golfo de Vizcaya hasta los 425 metros de su cumbre.

Con esta ampliación, el área marina protegida de El Cachucho tiene una superficie total de 261.664,46 hectáreas (tenía 234.950,33). Las particulares características geomorfológicas del banco, que favorece la presencia de hábitats idóneos para el asentamiento de organismos vulnerables de gran porte como corales y esponjas, junto con la importante dinámica de las aguas circundantes, añaden una gran producción biológica y condicionan la presencia de una elevada biodiversidad.

En El Cachucho se han identificado cuatro hábitats amenazados: agregaciones de esponjas de profundidad, arrecifes de corales de aguas frías, comunidades de montañas submarinas y comunidades de pennátulas y de megafauna excavadora. Hay una gran diversidad y riqueza biológica. En El Cachucho, “los Picos del Cantábrico”, se pueden encontrar diversas especies protegidas, entre las que destacan el delfín mular y a la tortuga boba.

Las que siguen son todas sus características.

Qué es:

El Cachucho es una gran montaña submarina localizada en el mar Cantábrico, a unos 65 km de la costa asturiana de Ribadesella, en la plataforma continental española que se eleva bruscamente desde los más de cuatro mil metros de profundidad de la llanura abisal del golfo de Vizcaya hasta los 425 metros de su cumbre.

Cuánto espacio ocupa:

El Área Marina Protegida tiene desde ahora una superficie total de 261.664,46 ha (tenía  234.950,33) tras la ampliación de 4,3 millas náuticas (8 km) hacia el oeste.

Cómo se divide:

En el espacio protegido y su entorno hay  4 provincias fisiográficas principales: el talud, el techo del banco o monte submarino (El Cachucho), la cuenca interna y el cañón de Lastres.

Cómo es:

El banco propiamente dicho tiene una longitud de unos 72 km en su eje este-oeste y sobre 15 km en el eje norte-sur. Tiene una cima prácticamente plana con una profundidad media en torno a los 500 m y una profundidad mínima de 424 m, y está separado de la plataforma continental cantábrica por una cuenca interna, de 25 km de ancho y en torno a 850 m de profundidad en su región más somera. En su flanco norte presenta unas paredes pronunciadas que caen hasta la llanura abisal situada a 4400 m. El fondo del cañón de Lastres posee una profundidad media de unos 2.000 m. Se trata, por tanto, de un banco de grandes dimensiones y profundo.

Características ecológicas:

Las particulares características geomorfológicas del banco, que favorece la presencia de hábitats idóneos para el asentamiento de organismos vulnerables de gran porte como corales y esponjas, junto con la importante dinámica de las aguas circundantes, añaden una gran producción biológica y condicionan la presencia de unos elevados valores de biodiversidad.

Hábitats amenazados o en declive

En El Cachucho se han identificado 4 hábitats amenazados: Agregaciones de esponjas de profundidad; Arrecifes de corales de aguas frías; Comunidades de montañas submarinas y Comunidades de pennátulas y de megafauna excavadora

Su importancia para la pesca:

Es un área imprescindible para el mantenimiento de las pesquerías que se realizan en las zonas próximas de la plataforma del mar Cantábrico, convirtiendo El Cachucho en una fuente o reserva de recursos pesqueros de enorme valor. Los adultos reproductores de varias especies de interés comercial como la locha o brótola de fango; el lirio o bacaladilla; el rape; el cabracho de profundidad; o la cabra de altura que encuentran en este área un hábitat esencial para su reproducción u son muy abundantes en el banco durante la época de puesta.

Qué fauna alberga:

Hay una gran diversidad y riqueza biológica. Está compuesta tanto por especies típicas de las montañas submarinas oceánicas como por otras más propias de los fondos de la plataforma, lo que permite explicar su gran diversidad biológica. Se han identificado al menos 740 especies sobre sus fondos, seis de ellas nuevas para la ciencia.

Qué especies protegidas:

En El Cachucho se pueden encontrar diversas especies protegidas, destacando en el listado el delfín mular (Tursiops truncatus) y a la tortuga boba (Caretta caretta).  Además del delfín mular, se tiene constancia de la presencia de ejemplares de distintas especies tales como delfín listado, delfín común, rorcual aliblanco, rorcual común, cachalote, calderón común y zifio de Cuvier.

Qué especies amenazadas:

En El Cachucho al menos se han localizado 14 especies  (9 especies de peces, 2 especies de reptiles, 3 especies de aves). Las especies de peces son la raya noriega, el reloj anaranjado, el tiburón quelvacho, el tiburón peregrino y los atunes. Entre las especies de elasmobranquios más frecuentes figuran los tiburones de fondo así como las rayas Raja clavata y Raja montagui. En cuanto a los reptiles: se ha registrado la presencia de ejemplares juveniles en paso de tortuga boba (Caretta caretta) durante la primavera y el verano, especialmente en el mes de agosto, a causa del afloramiento estival de la zona. Otra especie avistada esporádicamente en el mar Cantábrico, especialmente en la estación de otoño (octubre-diciembre), es la tortuga laúd (Dermochelys coriacea).

Importancia para las aves:

El espacio protegido de El Cachucho se encuentra además estratégicamente situado para la migración de aves marinas. Se trata de una zona muy importante, principalmente entre finales de verano y principios de otoño, cuando la franja cantábrica y Galicia concentran un gran flujo de aves migratorias provenientes del norte de Europa y del Atlántico norte. Al menos tres especies con presencia regular en esta zona están incluidas en la lista inicial de especies y hábitats amenazados o en declive del convenio OSPAR. Entre las especies migratorias es frecuente la pardela balear, el charrán rosado, el arao común y la gaviota tridáctila.

¿Qué pasa con la pesca?:

La cima del banco de El Cachucho ha constituido un caladero de pesca, desde principios de los años 70, dirigido a diversas especies como rape, besugo, locha, tiburones de profundidad, cabra de altura, bacaladilla o cigala, entre otras. En el año 2011, como consecuencia de la declaración como Área Marina Protegida y Zona Especial de Conservación, entró en vigor el cierre de todas las pesquerías en este espacio con artes que estuvieran en contacto con el fondo, a excepción del palangre de fondo, para el que se mantuvo un permiso especial a una lista cerrada de barcos para el desarrollo de esta pesquería al sur del paralelo 44º

Compartir el artículo

stats