Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias podrá tener trenes AVE directos a Galicia y Cataluña

El futuro “bypass” de Olmedo (Valladolid) conectará todas las líneas del norte de España sin necesidad de llegar a Madrid

EFE

La construcción de un “bypass” ferroviario en la localidad de Olmedo (Valladolid) permitirá conexiones directas de alta velocidad de Asturias con Galicia, el País Vasco y Cataluña. El proyecto ya está en marcha: Adif acaba de licitar por 1,08 millones de euros la redacción del diseño del ramal de Olmedo, que facilitará la circulación ferroviaria en todo el norte de España, sin necesidad de llegar a Madrid, como ocurre en la actualidad.

El “bypass” de Olmedo, que tendrá ocho kilómetros de longitud y costará unos 30 millones de euros, acortará en 340 kilómetros (170 en cada sentido) el recorrido de los trenes AVE que podrían conectar en el futuro las comunidades autónomas del norte de España. El ramal permitirá el desvío hacia la estación vallisoletana de Campo Grande antes de llegar a Medina del Campo. La actuación, según las previsiones de Adif, supondrá potenciar los tráficos de alta velocidad entre el norte, el noreste y el noroeste de la península, permitiendo, por ejemplo, que un tren que parta de Asturias pueda, a través de esta infraestructura, acceder directamente a las línea Madrid-Galicia, Madrid-Barcelona o Madrid-País Vasco, sin necesidad de llegar hasta la capital de España. Y lo mismo en sentido contrario.

Adif prevé que el ramal se construya con una plataforma en vía única en los municipios de La Zarza, Olmedo y Hornillos de Eresma, en la provincia de Valladolid. Pero no se descarta una segunda fase para duplicar todo el “bypass”. La obra se iniciará con un desvío, situado en el tramo de la Línea Olmedo-Medina-Zamora-Orense, comprendido entre las bifurcaciones de Medina del Campo y Medina Alta Velocidad, continuando hasta atravesar el río Adaja para conectar, finalmente, mediante otro desvío, situado entre los puntos kilométricos 143,5 y 144,1 de la línea Madrid-Valladolid. Las estructuras principales serán una pérgola sobre la carretera CL-602 de unos 70 metros, un viaducto para el cruce sobre el río Adaja de unos 220 metros, cinco pasos superiores y tres inferiores para la reposición de viales existentes, dos de los cuales corresponden a vías pecuarias. Asimismo, contempla una veintena de obras para el drenaje transversal y la reposición de los servicios de abastecimiento, electricidad, gas y telefonía que se ven afectados por el trazado.

El viaducto sobre el río Adaja se realizará en doble vía para evitar nuevas afecciones medioambientales en una posible segunda fase (proyectada hace ya más de 15 años), tal y como ha exigido la declaración de impacto ambiental. La actuación contemplará además los dos tramos adyacentes al viaducto para vía doble, de modo que, en caso de proyectarse y ejecutarse la segunda fase, no haya ninguna actuación en el entorno del río.

A tener en cuenta


  1. Situación actual. El diseño de las líneas AVE obliga en la actualidad a llegar hasta Madrid para viajar entre Galicia, Asturias, el País Vasco y Cataluña.
  2. El plan de Adif. La construcción del “bypass” de Olmedo conectará en este punto todas las líneas AVE del norte de España, la mayoría en construcción.
  3. El futuro. El ramal de Olmedo no garantiza que haya trenes AVE directos entre las distintas comunidades del Norte, pues esa decisión dependerá de las operadoras.

Compartir el artículo

stats