Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"No miraremos a otro lado ante el aumento de la pobreza en Asturias", afirma la consejera de Bienestar en la Junta General

"Son ustedes los que están en el Gobierno y tienen en la mano lograr que esa situación sea transitoria", sostiene Vox

“Los datos del informe Arope son malos. No miraremos a otro lado ante el aumento de la pobreza en Asturias”. Es la respuesta que ha ofrecido esta mañana la consejera de Derechos Sociales, Melania Álvarez, a la diputada de Vox, Sara Álvarez Rouco, que denunció el incremento de la precariedad que dicho informe atribuye a Asturias en el último año y medio al cifrar en 282.000 las personas que viven por debajo del umbral de pobreza en la región.

“Atendemos a quien lo necesita, cuando lo necesita”, ha argumentado la consejera, quien ha indicado que el objetivo de prestaciones como el Salario Social asturiano o el Ingreso Mínimo Vital es que dichas ayudas cubran “situaciones puntuales” pero que la pretensión es que las personas logren su reincorporación al mercado laboral, una política de la que puso como ejemplos los convenios firmados recientemente con la Fundación Laboral de la Construcción o Tragsa.

La diputada de Vox emplazó al Gobierno regional “a dejarse de dogmatismos” en sus respuestas sobre este asunto. “Son ustedes los que están en el Gobierno y los que tienen en su mano conseguir que esa situación sea transitoria”, reprochó Álvarez Rouco, quien emplazó al Principado “a revisar los planteamientos de la política seguida hasta ahora”. Melania Álvarez puso cifras a los esfuerzos para combatir la pobreza en Asturias con ayudas “que su partido ha cuestionado”, y aludió a las “19.000 personas que perciben el Salario Social y a las 9.000 que reciben el Ingreso Mínimo Vital”. La consejera de Derechos Sociales concluyó que “queda mucho por hacer para evitar la exclusión social” pero sin las citadas ayudas “la situación sería dramática”. 

Compartir el artículo

stats