Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cornellana y Cangas de Onís echan la caña al campanu, un imán para el turismo y los ingresos

Las autoproclamadas capitales salmoneras cuentan las horas para la puja de la primera pieza ante gran expectación tras dos años de pandemia

José Ricardo Navarro, con el campanu del Sella, en Cangas de Onís. | C. D./J. M. C.

Han sido dos largos años sin fiesta ni celebración y con los ánimos contenidos. Pero los ribereños están ya de suerte y este 2022 podrán reencontrarse con amigos y visitantes para iniciar la que es una de las temporadas de pesca más populares y esperadas del año: la del salmón. Este domingo 10 de abril las orillas de los ríos de Asturias, con el Narcea y el Sella a la cabeza –con Cornellana (Salas) y Cangas de Onís autoproclamadas capitales salmoneras– volverán a llenarse de pescadores, aficionados y turistas.

Público fotografiando el campanu de Asturias, en Cornellana, preparado para la subasta, en 2019.

Todos dispuestos a disfrutar del ambiente desde bien temprano y, si hay suerte, a presenciar la subasta del primer salmón capturado, el campanu de Asturias. Una puja que tiene su escenario tradicional e histórico en Cornellana pero que de unos años para acá también tiene réplica en el Oriente, pues en Cangas de Onís optan por subastar el primer salmón que se pesque en el Sella. No es raro que uno y otro lugar traten de amarrar un evento que atrae a miles de personas y, con ellas, suculentos ingresos para la hostelería y el comercio local.

No obstante, la última decisión es del pesador de tan codiciado ejemplar. Este puede decidir si se lo queda o lo facilita para la subasta y cuál de ellas, pues no es obligatorio quedarse en Cangas de Onís o Cornellana.

El primer día de la temporada de la modalidad con muerte es una fiesta a pie de río y todo está ya prácticamente preparado. En Cornellana cuentan ya con nueves pujadores –en 2021 se subastó el campanu, pescado en el Eo, por 10.300 euros–, tres más que en la última edición. año pasado. La puja está prevista en la explanada del monasterio de San Salvador este domingo a las 13 horas (si sale antes) y a las 18, si sale después. La tradicional feria Capenastur no se celebra este año a lo grande por motivos logísticos. No obstante, hay alguna actividad complementaria como este sábado la presentación de la Copa Micra-Tierra, a las 13 horas, delante del monasterio. Por su parte, la sociedad de pescadores “Las Mestas del Narcea” hará una suelta de alevines de trucha en el río Nonaya y entregarán un reconocimiento al ribereño Gonzalo Quintana. Habrá, además, visitas guiadas al monasterio, que en 2024: sábado, a las 10.30 horas, y el domingo, a las 11.00 horas.

En Cangas de Onís, el Ayuntamiento y la asociación “El Esmerillón” organizan la puja del campanu del Sella junto al puente “romano” después de dos años suspendida.

El pescador ya tiene fijo un premio de 2.500 euros. La pasada campaña Rogelio Diego del Corro lo capturó y aceptó 3.000 euros que le ofreció el restaurante-sidrería El Campanu, de Gijón, de José Manuel Mori. Además, este año, tienen previsto homenajear a Manuel Moro, impulsor de la citada subasta.

Compartir el artículo

stats