Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los tres intoxicados regresan a Grado tras superar “una situación crítica”

La madre y sus hijos agradecen el esfuerzo de los equipos de rescate y médicos, la familia y los amigos, y encaran el duelo “con altibajos”

Una ambulancia abandona la calle donde se produjo la intoxicación. | Miki López

La mujer y los dos niños que sobrevivieron a la intoxicación ocurrida en una vivienda de La Mata (Grado) el pasado día 15 ya han regresado a casa, tras mejorar clínicamente, “como si no les hubiese pasado nada”, aunque anímicamente llega el momento del duelo. La vuelta, sin embargo, no ha podido ser más triste, ya que falta el cabeza de familia, el conocido empresario moscón Eduardo Suárez Colunga, que falleció con 48 años. Los supervivientes están pasando este trago “con altibajos” y el apoyo del resto de la familia, sus amigos y el calor de todo el pueblo.

Como indica Juan Acevedo, primo de la madre, C. L.-A. F., de 41 años, “la respuesta de Grado ha sido brutal, ella está asombrada y solo quiere agradecer a todo el mundo, los bomberos, los agentes, los profesionales sanitarios, los familiares y los amigos, todo el apoyo que les están dando”. La familia tiene sentimientos encontrados. Falta Eduardo Suárez, pero “podría haber sido una desgracia muchísimo mayor”, resalta Acevedo. Y es que la mujer y sus hijos “estuvieron en situación crítica”. Durante 24 horas podrían haber muerto. La mujer y el hijo menor, E. S. L.-A., de 9 años, fueron trasladados al Hospital de Valdecilla en Santander para recibir tratamiento en la cámara hiperbárica, que permite limpiar el monóxido de carbono de la sangre gracias al oxígeno puro. La hija mayor, A. S. L.-A., de 11 años, quedó ingresada en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). El niño regresó al HUCA a mediados de la semana pasada. Su madre lo hizo este viernes. Aún pasó unas horas en la UCI, ya que sufría neumonía. Los niños, por su parte, pasaron a planta ese mismo día y pudieron regresar a casa este lunes. La mujer pudo reunirse con ellos el martes a mediodía.

Compartir el artículo

stats