Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más policía que manifestantes: indignación en el Oriente tras una protesta ganadera ante Barbón

Medio centenar de manifestantes que quisieron el jueves plantear al Presidente los problemas que causan los ataques del lobo, indignados por el “desmedido” despliegue policial para evitarles dirigirse al mandatario

Querían ver al presidente del Principado, Adrián Barbón, y plantearle la situación que vive el sector ganadero por los ataques del lobo, pero no lo lograron.

El medio centenar de ganaderos del Oriente que se concentraron el jueves en las puertas del recinto del parador de Cangas de Onís, se mostraban ayer “decepcionados e indignados” por el trato recibido.

El coche en el que viajaba el Presidente del Principado no se detuvo al entrar, y antes de su salida se presentaron en el lugar, una decena de agentes de la Unidad de Seguridad Ciudadana (Usecic) de la Guardia Civil y dos patrullas rurales. El coche de Barbón salió y tampoco se paró. “Solo queríamos hablar con él. No somos delincuentes”, comentaban los ganaderos que tildaron de “desmedido” el despliegue policial.

No reprocharon nada a los agentes, con los que no se produjo ningún altercado, puesto que la concentración fue pacífica en todo momento. “Ahora que vengan a pedir el voto”, dijeron.

Compartir el artículo

stats