Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El hombre que dejó en coma a la bibliotecaria de Llanes para asaltar su casa acepta seis años de cárcel

José Luis Moldes, que quería robar la recaudación del estanco que regenta la familia residente en Lledías, se mostró arrepentido tras lo sucedido

José Luis Moldes, camino de la prisión tras comparecer en el juzgado. Julián Rus

Seis años de prisión. Es la condena que ha aceptado José Luis Moldes Oviedo, el hombre que en diciembre de 2020 asaltó violentamente una casa en Lledías (Llanes) dejando herida muy grave a Carmen Acebo, bibliotecaria de Llanes, y causando lesiones a su marido, que logró desenmascararle y ponerle en fuga. Moldes ya se había entregado tras los hechos, por los que Carmen Acebo tuvo que permanecer en la UCI tras ser golpeada en la cabeza con una maza, y había mostrado arrepentimiento. "Estoy muy arrepentido, solo quiero que la señora esté bien", dijo entonces. Ahora, sin que el caso llegue a vista oral y tras un acuerdo con todas las partes, ha aceptado condenas que suman 6 años de prisión, alejamiento y multa.

Moldes asume el relato de los hechos de la Fiscalía. Así, el ya condenado actuó el 6 de diciembre de 2020, sobre las 9:15 horas, cuando accedió al interior de la finca, en la localidad de Lledías, saltando para ello un muro que cierra la parcela perimetralmente. Lo hizo con ánimo de lucro, explica la Fiscalía, puesto que sabía que los propietarios de la vivienda guardaban en su interior la recaudación del estanco que regentan.

Una vez dentro, se ocultó en el interior de una caseta de aperos que hay a escasos metros de la vivienda principal, a la espera del momento propicio para acceder al interior de la casa. El procesado llevaba puesta una mascarilla que ocultaba su rostro, y lo hacía porque los propietarios de la vivienda lo conocían por haberle prestado dinero en otras ocasiones.

En un momento dado, fue sorprendido por Carmen Acebo, propietaria de la casa, hecho ante el que cogió una maza que había en la caseta y la golpeó con ella en la cabeza repetidas veces, "haciéndolo con tal intensidad que le provocó un traumatismo craneoencefálico grave que, de no haber recibido asistencia sanitaria urgente, le habría producido muy probablemente la muerte". Acebo, que estuvo en coma inducido en la UCI, tardó en curar 321 días. "En la actualidad presenta como secuelas pérdida parcial de olfato y parálisis del nervio torácico largo derecho, que provoca dolor y limitación funcional del hombro de ese lado, sobre todo para las rotaciones", explica la Fiscalía.

Tras la brutal agresión, el esposo Acebo acudió a la caseta. El procesado intentó golpearle y se produjo un forcejeo entre ambos, en el que logró quitarle la mascarilla al asaltante, percatándose entonces de su identidad. Tras propinar patadas y puñetazos por todo el cuerpo al marido de Carmen Acebo, Moldes huyó del lugar. Después de estos hechos, el procesado le envió un mensaje pidiéndole perdón y preguntándole por su esposa. A las 14.19 horas del 6 de diciembre, Moldes compareció en dependencias de la Guardia Civil, reconociendo la autoría de estos hechos.

Ahora acepta la condena por homicidio en grado de tentativa, lesiones y robo con fuerza. En total, seis años de prisión, con el agravante de disfraz y el atenuante de confesión. Durante 13 años no podrá acercarse a menos de 300 metros ni comunicarse con sus víctimas; y deberá indemnizar a la mujer con 20.000 euros y al hombre con 500 euros, además de abonar una multa de 30 días, con una cuota diaria de 10 euros, con responsabilidad penal subsidiaria en caso de impago.

Compartir el artículo

stats