Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Detenidos dos colombianos que robaban en casas de chinos en la cornisa cantábrica

Los arrestados por la Guardia Civil de Oviedo estudiaban a sus víctimas y entraban en sus domicilios cuando había el mayor botín posible

Dinero y material incautado por la Guardia Civil de Oviedo. | G. C.

Elegían a ciudadanos de origen chino, estudiaban todos sus movimientos y entraban a sus casas a robarles, procurando que dentro hubiera el mayor botín posible.

La Guardia Civil de Oviedo ha detenido en Galicia a dos integrantes de una organización itinerante a quienes se atribuyen, al menos, siete robos cometidos en viviendas de Pravia (Asturias), Foz (Lugo), Alsasua (Navarra), Sada, Culleredo y Cee (La Coruña), en el marco de la "operación Cailing", según informó el ayer Instituto Armado.

Los detenidos tenían una gran movilidad por la zona norte de España. "Los autores, de origen colombiano, realizaban exhaustivos reconocimientos y seguimientos a los moradores de las viviendas y mostraban una gran especialización para violentar las puertas y acceder a los inmuebles", señaló la oficina de comunicación de la Guardia Civil.

El inicio de las investigaciones tuvo lugar el pasado mes de abril, cuando la Comandancia de Oviedo recibió una denuncia de un ciudadano de origen chino que había sufrido un robo en su vivienda de Pravia. Le habían sustraído una importante cantidad económica en efectivo, numerosas joyas y varios aparatos electrónicos.

Tras laboriosas investigaciones y análisis, los agentes de la Benemérita lograron descubrir la identidad de dos personas que serían los supuestos autores de múltiples robos en domicilios, pertenecientes en su inmensa mayoría a ciudadanos de origen chino. Sobre ellos realizaban concienzudos estudios acerca de sus hábitos y conductas a fin de determinar el momento más propicio en el que los inmuebles estuvieran desocupados y a la vez pudieran albergar el mayor botín posible.

Los operativos policiales permitieron demostrar la alta especialización mostrada por los detenidos, tanto en las acciones de selección y seguimiento de las potenciales víctimas como en las labores de violación y apertura de las puertas de acceso a las viviendas.

"Los investigados ejecutaban sus robos a plena luz del día y de forma totalmente coordinada, de tal manera que mientras uno perpetraba el robo, el otro mantenía el control sobre los residentes en la vivienda cuando se encontraban en los comercios que regentaban", indica el comunicado de la Guardia Civil. Ambos estaban continuamente interconectados y hacían uso de elementos de ocultación: gorras, mascarillas, gafas de sol, guantes...

"Los autores de los robos, demostraban un alto grado de especialización en la apertura de diferentes tipos de cerraduras que se encontraban en las puertas de las viviendas de las víctimas, adaptándose a las distintas características y elementos de seguridad de las mismas", precisa el Instituto Armado.

Las detenciones fueron llevadas a cabo en la localidad de Vimianzo (La Coruña). Los individuos tenían una importante cantidad de dinero en efectivo. Asimismo ocultos en diversos compartimentos del vehículo en el que viajaban, fueron halladas herramientas específicas utilizadas por cerrajeros, así como sofisticados y novedosos elementos utilizados para violentar los elementos de seguridad de diferentes tipos de puertas y cerraduras, tales como ganzúas, llaves de impresión (impresioning), método bumping...

Los detenidos han sido puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Corcubión (La Coruña) cuya autoridad decretó su ingreso en prisión provisional.

Compartir el artículo

stats