Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Tienes el problema de los programas informáticos, pero la experiencia es buena"

José Ramón González Cuesta ha regresado, como refuerzo por el covid, al centro de salud de Grado, del que fue coordinador 18 años

José Ramón González Cuesta, en el centro de salud de Grado. | S. A.

"Por mí, no hay problema en seguir mientras me encuentre bien", dice el médico jubilado José Ramón González Cuesta, quien a sus 70 años se reincorporó al centro de salud de Grado, el pasado mes de enero, tras cinco años de retiro. Ha vuelto con muchas ganas e ilusión ya que, de haber sido por él, no se hubiera jubilado a los 65 años. "Por lo menos hasta los 70", añade. Y es que aún tenía mucha tira que dar y estos meses lo está demostrando: "Siempre me gustó mucho la medicina y uno es médico siempre, aunque hay cosas en las que te tienes que actualizar".

Por eso, sin ningún género de dudas ante el llamamiento de la Administración, dio el paso, se puso la bata y regresó a la consulta poniéndose al día de los nuevos programas informáticos que gestionan desde el Servicio de Salud del Principado (Sespa). "Es el problema que tienes al volver, que tienes que actualizarte en los temas informáticos, porque la clínica se olvida peor, pero esto, sobre todo cuando llevas años fuera, tienes que ponerte porque cambiaron muchas cosas".

González hace un turno de jornada completa en la consulta, con atención presencial y telefónica, pero no así los domicilios. "Me negué un poco", reconoce: "Hay ciertas cosas que a una edad como la mía no las veo. Les dije que hacía lo que me pidiesen, menos los domicilios". Cada día atiende entre 30 y 45 pacientes, lo que supone un descargo en las cartillas del resto de facultativos, pero no así el desahogo de la plantilla. "Es un alivio, pero aún hay problemática, faltan médicos y más en estas fechas, en las que hay sustituciones por vacaciones, puede haber bajas laborales, en fin, que no hay médicos, pero no hay médicos ni en Asturias ni en Europa. Francia acaba de hacer una captación de médicos extranjeros. Pasa en todos lados", sostiene.

Por eso cree que la Administración "está haciendo lo que puede, con la mejor intención, porque no le queda más remedio que intentar que los que estamos jubilados y con ganas volvamos, como es mi caso".

El doctor González Cuesta ha estado siempre en el centro de salud moscón, donde conoce a muchos de los pacientes, ya que fue uno de los profesionales de cabecera desde 1990 y coordinador durante 18 años: "Está siendo una buena experiencia, hay una buena plantilla, buenos profesionales y mejores personas. Lo estoy disfrutando porque en consulta siempre hay alegrías, aunque también te llevas algún que otro disgusto".

Compartir el artículo

stats