01 de abril de 2008
01.04.2008
 
La complicada puesta en servicio de unas modernas instalaciones

Lonja Avilés pide participar en la gestión de la rula, pero en iguales condiciones que la cofradía

Los armadores solicitan reunirse con Docampo y advierten de que venderán en otras canchas si se mantiene la dirección de la entidad de pescadores

01.04.2008 | 04:27

T. CEMBRANOS
La sociedad de armadores Lonja Avilés, después de calmar su situación interna con el nombramiento de un nuevo presidente, Francisco José Rentería Larrañaga, «Xabi», quiere volver a negociar con el presidente de la Autoridad Portuaria, Manuel Docampo, su entrada en la sociedad mixta que gestionará la nueva rula climatizada, pero con condiciones. Así, los miembros de Lonja Avilés sólo aceptarían formar parte de esa entidad si les ofrecen, por lo menos, tener la misma participación accionarial que la Cofradía de Pescadores «Virgen de las Mareas» o más.
«La cofradía no puede ofrecer nada, nosotros tenemos barcos, materias primas. Estamos dispuestos al diálogo, pero si el porcentaje no es el adecuado, pues no volveremos, sólo queremos condiciones adecuadas para nosotros. Ahora todo depende de lo que diga Docampo. Estamos a la espera de que nos llame para negociar, ya que en los últimos meses no lo ha hecho. Por el momento, ya le hemos remitido la nueva composición de la sociedad y nuestro interés por reunirnos con él», explicó ayer Rentería, un veterano de la pesca avilesina. El nuevo presidente recordó, además, que los barcos de Lonja Avilés suponen el 64 por ciento de la pesca de los barcos con base en la ciudad.
Francisco Javier Rentería aseguró que la sociedad de armadores mantiene la misma postura que ya adoptó desde el principio del conflicto pesquero. Por eso, otra de sus condiciones para volver a vender sus capturas en la lonja local es que tanto el presidente de la Cofradía «Virgen de las Mareas», Gregorio López, como su secretaria, Pilar Giménez, «se vayan». «Si le dan a la cofradía de pescadores la gestión de la nueva lonja y esas dos personas continúan dirigiéndola, tampoco volveremos, y seguiremos vendiendo donde nos apetezca, pero no en Avilés», dijo Rentería Larrañaga.
El nuevo presidente también instará a que la nueva lonja sea «competitiva» y «atractiva», con cánones no abusivos para los armadores y comercializadores, ya que, si no, según Rentería, «no se vende». «Ahora mismo eso no pasa en la rula de Avilés, donde los cánones son abusivos, a lo que se suma el alto precio del gasoil», señaló.
Los socios de Lonja Avilés, no obstante, se reunirán próximamente con la nueva junta directiva -formada por el propio Rentería; el vicepresidente, José Ignacio Santiago, y el secretario, Jesús Galindo- para concretar sus ejes de actuación en los próximos meses.
En total, la sociedad de armadores cuenta con 19 barcos y una plantilla de 235 trabajadores. El pasado viernes se concretó la marcha de cuatro armadores descontentos con el cariz que había tomado la situación pesquera en Avilés, entre ellos el anterior presidente, Fernando Iglesias, «Viriato». Con la marcha de esos armadores, la sociedad da de baja siete barcos, los mismos que desde hace ya dos meses no secundan el boicot comercial a la rula avilesina iniciado en 2007 por Lonja Avilés. Las siete participaciones de los dimisionarios se repartirán a un precio simbólico de un euro entre los socios que se quedan en la entidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook