30 de abril de 2008
30.04.2008
 

El Ayuntamiento exige a Arcelor un plan para reducir el impacto de Baterías en el Niemeyer

El gobierno municipal da un plazo de seis meses a la factoría para presentar el proyecto, y otros dos años, como máximo, para ejecutarlo

30.04.2008 | 02:00
Baterías, vistas desde la ermita de La Luz, ayer.

Teresa CEMBRANOS


El Ayuntamiento de Avilés ha exigido a la multinacional siderúrgica Arcelor la elaboración de un plan para reducir el impacto paisajístico y visual de las Baterías de coque sobre el Centro Cultural Oscar Niemeyer. La empresa tendrá que presentar ese proyecto en el plazo de seis meses y ejecutarlo en un máximo de dos años, para que estén listas antes de la apertura de la instalación cultural. «Con las condiciones actuales es imposible que puedan convivir el Niemeyer y la futura Isla de la Innovación con las emisiones que emiten las Baterías. Tiene que haber un cambio drástico», explicó ayer Luis Ramón Fernández Huerga, concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Avilés.


El edil se reunió ayer con responsables medioambientales de la empresa, y abordaron, entre otros asuntos, la posible concesión de la autorización ambiental integrada a la factoría, que el Principado dará a conocer en los próximos días. También hicieron un repaso a las inversiones comprometidas por parte de Arcelor dentro de los planes de actuación para reducir las emisiones de partículas a la atmósfera.


El concejal Fernández Huerga señaló que las inversiones cuentan con la adecuada financiación y que se están realizando en el plazo impuesto. Por ello, el concejal de Medio Ambiente espera que a finales del año que viene las actuaciones previstas, como la sustitución de puertas y marcos de las Baterías, que en la actualidad están en la segunda fase, y de los carros de carga o la captación de humos de dehornado, estén concluidas a finales del año que viene.


«Les estamos metiendo prisa porque el centro avanza y queremos estar seguros de que en la autorización ambiental se tenga en cuenta que las instalaciones van a estar al lado del futuro de la ciudad. No podemos mirar para otro lado, y Arcelor tiene que saber que nosotros estamos pendientes de todo lo que están haciendo», aseguró Luis Ramón Fernández Huerga.


Para controlar que las inversiones previstas se cumplen el Ayuntamiento de Avilés enviará el próximo mes de mayo a un técnico municipal a pasar revista. La reunión celebrada ayer entre Fernández Huerga y responsables de medio ambiente de Arcelor fue una iniciativa que surgió después de que el pasado mes de diciembre una delegación municipal, encabezada por la alcaldesa de Avilés, Pilar Varela, y el concejal de Urbanismo, José Alfredo Iñarrea, acudiera a las instalaciones de Baterías para conocer de primera mano las actuaciones que allí se están realizando.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine