09 de julio de 2009
09.07.2009
 

Buendía cede a la presión municipal y pide analizar con Moro la autovía a Llanera

Todos los concejales, salvo los del PSOE, y decenas de vecinos se concentran en Oviedo para pedir una reunión con Areces

09.07.2009 | 02:00
Luis Solares, Luis Belarmino Moro y Enrique Bueno, ayer, ante la sede de Presidencia; al fondo, vecinos concentrados.

Oviedo, Illán GARCÍA


La Consejería de Infraestructuras ha convocado a una reunión el próximo 16 de julio a los portavoces municipales para hablar sobre el trazado de la autovía que unirá Avilés y Llanera. La invitación llegó, a través de un telegrama, el pasado martes, un día antes de la concentración ante Presidencia. Tras cuatro meses sin reunirse con el alcalde, Luis Belarmino Moro, el Principado ha accedido a convocar una asamblea en la que el Ayuntamiento expresará su rotundo rechazo al trazado propuesto por el ente autonómico.


Los ediles de la Corporación, excepto los socialistas, junto a vecinos de Molleda y Solís se concentraron ayer frente al edificio de Presidencia para pedir una reunión con Areces y exponerle directamente «los perjuicios que causará la construcción de la autovía a Llanera en el concejo». Tanto el Alcalde como su socio de gobierno, Luis Solares (PP), y el portavoz de IU, Enrique Bueno, destacaron la importancia de trabajar unidos contra el trazado de la autovía y lamentaron de la ausencia del PSOE en la movilización. Los portavoces políticos coincidieron en que el trazado actual no soluciona el problema del tráfico de Las Vegas y Los Campos y afecta a viviendas y terrenos del concejo, destacando las parroquias de Molleda y Solís. Por su parte, el PSOE tildó de engaño la concentración. «El acuerdo plenario pedía que el Principado escuchase al concejo y eso ya se consiguió con la reunión del día 16», aseguró.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook