30 de diciembre de 2009
30.12.2009

«Lo primero que hice fue ducharme con la luz encendida y disfrutar»

«El coste de esta operación es calderilla para las arcas públicas, pocos transexuales la demandamos»

30.12.2009 | 01:00

Responsable de Xega y primer asturiano operado por la sanidad pública en Málaga

Myriam MANCISIDOR


Mané Fernández sonríe sin parar. Hace apenas diez días que se sometió a una complicada operación de reasignación de sexo, de mujer a hombre, en el Hospital Carlos Haya de Málaga pero apenas se acuerda del dolor. Fernández, de 45 años, es el primer asturiano cuya operación se sufraga con dinero de las arcas públicas.


-Enhorabuena


-¡Gracias!. Por fin llegó el momento por el que llevaba esperando muchos años, toda mi vida. Me operaron el día 17 y sufrí una leve complicación en el quirófano, pero no fue a más. El día 22 me dieron el alta y el día 23 regresé a Asturias. He puesto punto final a una etapa.


-Pero su aspecto externo ya era el de un hombre...


-Sí, socialmente era Mané y la gente me reconocía como un hombre pero con la cirugía he reafirmado lo que realmente soy. Ahora siento una felicidad constante, estoy en las nubes... es demasiado difícil de explicar.


-¿Qué hizo cuando se vio desnudo?


-(Sonríe). En el hospital no vi nada porque tenía muchos vendajes. En cuanto pude lo primero que hice fue ducharme con la luz encendida y disfrutar. Hasta ahora no me gustaba físicamente. Para mí, y siento decir esto por las personas que sufren la enfermedad, mi cuerpo era como un cáncer, necesitaba cambiar, verme hombre ante el espejo y poder enseñarme a una pareja sin limitaciones a nivel íntimo.


-¿Aconseja la cirugía de reasignación de sexo?


-Cada persona es un mundo y cada transexual llega a la cirugía por mil motivos diferentes pero si alguien teme operarse por eso de entrar en un quirófano claro que le aconsejaría dar el paso.


-¿Cuánto cuesta su operación?


-Hay muchos tipos de cirugía pero, de acuerdo a un informe del Ministerio de Sanidad, ronda de media los 10.000 euros de mujer a hombre.


-¿Le parece mucho dinero?


-Es calderilla para la Seguridad Social porque somos pocas personas las que la demandamos.


-¿Está satisfecho con su logro?


-Sí, porque este es un paso más para que se reconozcan nuestros derechos. Es el culmen a una lucha muy larga en la que yo sólo soy un personaje, detrás de mí hay mucha gente igual. De la unidad de Avilés hay cuatro personas más en lista de espera en Málaga y próximamente se operará una transexual femenina.


-Ya es un hombre, ¿dejará la lucha a favor de los transexuales?


-Voy a seguir dando guerra después de este mes de reposo. Estoy orgulloso de mi transexualidad.


-¿Qué batallas tiene pendientes?


-2010 es el año de los transexuales y queremos que se nos deje de considerar enfermos mentales. Nuestro deseo es la despatologización pero no la desmedicalización.


-¿Seguirá insistiendo para que se practique en Asturias cirugía de reasignación de sexo?


-Por supuesto y creo que en este sentido habrá avances.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído