28 de marzo de 2010
28.03.2010

Espeleología: aventura profunda

Xesús F. Manteca y Carmen Portilla cierran las jornadas organizadas por «Diañu Burlón» con charlas sobre el Pozo Azul y la Antártida

28.03.2010 | 01:00
Asistentes a las charlas, ayer, en el centro Tomás y Valiente.

Las Vegas,


Illán GARCÍA


El grupo de espeleología «Diañu Burlón» cerró ayer los IV alcuentros de deportes de aventura que se celebraron en el centro Tomás y Valiente con una viaje por el mundo de la espeleología que comenzó en Burgos, en el «Pozo azul» y finalizó en la Antártida a través de dos charlas de los especialistas Xesús F. Manteca y Carmen Portilla, directora del programa televisivo «Al filo de lo imposible».


Manteca abrió fuego con una exhaustiva descripción de su labor como espeleólogo en el «Pozo azul», una cueva sumergida en las hoces del río Ebro. Este manantial interior comenzó a explorarse allá por los años sesenta. En la actualidad un equipo formado por británicos, holandeses y españoles entre los que se encuentra Manteca, del grupo «Espeleoloxía Gorfolí», ha conseguido avanzar en dos kilómetros la profundidad de la cueva, de la que se conocen unos 6,2 en total. «Esta cueva sumergida es de las más importantes de Europa», destacó el especialista avilesino, que no dudó en destacar que su labor como espeleólogo es una investigación constante. «Nuestro trabajo se basa en reconocer los espacios, topografiarlos, y divulgar ese patrimonio a través de una actividad que es casi una mezcla entre ciencia y deporte», subrayó Manteca que definió a los Picos de Europa como «una especie de Himalaya de la espeleología internacional».


Por otra parte, la directora de «Al filo de lo imposible» describió una de sus experiencias en un viaje a la Antártida. En ese periplo, Portilla narró su expedición al frente de un velero en el que varios escaladores y buceadores intentaron dar un paso más en el conocimiento del continente helado. «Esta no fue una de mis experiencias más complejas, estaba más cómoda que en otras», indicó Portilla que, a su vez, destacó las condiciones climatológicas adversas de este continente sin presencia humana, la ausencia de vegetación y su fauna. Con estas jornadas, el grupo de espeleología «Diañu Burlón» ha dado un paso más en la divulgación de los deportes de aventura y ha recuperado sus alcuentros que no se desarrollaban desde hace varios años en el concejo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook